Indianapolis, Indiana. .
May 20, 2019

El futuro de Centroamérica huye a EEUU

MCALLEN, Texas.- Suany Yisel tiene ocho años, la piel clara y pecosa y el pelo castaño atado en una trenza. Sus brazos largos y delgados abrazan con fuerza la cintura de su madre mientras avanzan por la maleza. Hay un árbol caído en el camino y Yessenia Teruel, de 23 años, levanta la pierna de su hija para ayudarle a saltarlo.

Ambas acaban de cruzar en balsa el Río Grande junto a una treintena de migrantes indocumentados para entregarse a la Patrulla Fronteriza. Pero, al contrario que el resto del grupo, Suany Yisel y su mamá no sonríen pese a haber alcanzado su objetivo: “Está muy cansada. No ha querido comer en los últimos días”, cuenta la mujer mientras su hija apoya la cabeza contra su pecho como si estuviera a punto de desfallecer.

La madre tampoco luce feliz. Dice que en su comunidad de La Fortuna, en el municipio de Quimistán, tuvo que dejar a su otro hijo, un bebé de solo dos meses, pero la desesperación de no poderles ofrecer un futuro en su país la llevó a huir de Honduras con la mayor. Ahora espera que la dejen quedarse en Estados Unidos para buscar un tratamiento adecuado para la niña y también para que, a sus ocho años, la pequeña pueda ir al colegio por primera vez en su vida.

Es poco más del mediodía y el grupo donde van las hondureñas es el segundo de más de 30 personas que aparece en la zona conocida como Rincon Landing, un pasaje desolado en el centro del Valle del Río Grande, el sector donde la Patrulla Fronteriza ha registrado el mayor número de aprehensiones de indocumentados en los últimos años.

Pero lejos de ser ‘hordas de criminales’ como ha llegado a definir el presidente Donald Trump a los migrantes indocumentados para justificar su declaratoria de emergencia nacional en la frontera, la mayoría de las personas que cruzan desde México sin documentos se parecen más a Suany Yisel y su mamá: son unidades familiares, como la Patrulla Fronteriza denomina a las personas que llegan en un grupo formado por al menos un menor y un padre o tutor legal.

Solo en el mes de marzo, más de 53,000 unidades familiares entraron al país de esta manera, un máximo histórico. Y aunque la Patrulla Fronteriza le dijo a Univision Noticias no tener datos exactos de cuántos niños cruzan cada mes la frontera sur, en marzo podrían haber sido más de 35,000, asumiendo que por lo menos la mitad de las personas aprehendidas como unidades familiares sean niños, más los menores no acompañados (los que llegan solos al país).

Poco antes de las 11 de la mañana de un viernes reciente, comienzan a llegar las primeras familias del día a Rincon Landing. Del lado mexicano del Río Grande se ve un autobús, probablemente uno de los vehículos en los que los coyotes trasladan a los migrantes antes de subirlos a las balsas en las que los hacen cruzar el río después de que estos hayan pagado cientos de dólares. Desde la orilla estadounidense se puede observar una colorida hilera de personas que avanza entre la vegetación.

En la mayoría de casos la escena se repite: un papá o una mamá con un niño o una niña, aunque algunos llevan a más de un hijo y también hay menores no acompañados.

“Estamos felices porque Dios nos ha dado permiso de llegar a este lugar y venimos con un propósito. Venimos a buscar trabajo porque la familia es pobre y, usted sabe, nosotros tenemos que buscar el futuro para nuestros hijos”, explica Donato Llanes Ulloa, un hondureño que asegura que decidió salir de su país poco después de que mataran a sus hermanos.

Ulloa viene acompañado de su hijo Ever, de unos 10 años y, como la mayoría de migrantes que viajan con niños, no eluden a los agentes fronterizos sino que esperan a encontrarlos para entregarse a ellos.

La mujer, que solía trabajar indicando las rutas de autobuses a los viajeros en la estación de Tegucigalpa, dice tras encontrarse con un agente de la Patrulla Fronteriza que se fue por la falta de oportunidades y la violencia. “Si no quitan a los gobiernos que están, nos vamos a ir todos”, afirma.

Como ella, la mayoría de familias que llegan a este punto de la frontera son de Honduras, Guatemala y El Salvador. Sienten que huir es la única manera de ofrecer un futuro a sus hijos ante los problemas que los agobian, que van de la violencia de las pandillas y la pobreza a los efectos que el cambio climático está teniendo en algunas zonas del corredor seco de Centroamérica.

Al final de la jornada, los oficiales procesaron a más de 1,100 personas solo en ese sector de la frontera del Valle del Río Grande, según datos de esa agencia federal. Fue un día típico, dicen, que refleja la tendencia de la llegada masiva de unidades familiares.

“En su país de origen les dicen que es mucho más fácil cruzar la frontera y poder ser quizás liberados por la Patrulla Fronteriza si vienen con un niño o menor”, asegura Carlos Ruiz, portavoz de esa agencia en el sector del Valle del Río Grande.

Migrantes de Honduras, Guatemala y El Salvador consultados por Univision Noticias confirman que en sus países se ha corrido la voz de que migrar con un niño es un “pasaporte” para entrar a Estados Unidos e incluso hay coyotes que reducen los precios a quienes viajan con menores porque no tienen que arriesgarse a cruzarlos de incógnito.

Lo que permite que la mayoría de migrantes que llegan a EEUU con un niño no sean deportados de manera inmediata son dos normas de protección de la infancia: una ley de 2008 para la prevención del tráfico humano (TVPRA) y el Acuerdo Judicial Flores de 1997, que prohíbe al gobierno privar de libertad a menores de edad en centros de detención.

Gracias a estas dos normas, venir de la mano de un niño se convierte prácticamente en una garantía para la liberación del padre o tutor que lo acompaña hasta que se celebre la audiencia en la que un juez decidirá su futuro en el país; un proceso que, con las cortes de migración saturadas, puede tardar meses o incluso años.

Mientras tanto, en muchos puntos de la frontera los agentes dicen estar sobrepasados por la cantidad de migrantes que están llegando con niños y lamentan que están descuidando la entrada de “gente mala y narcóticos” que puedan estar llegando por otros puntos de Estados Unidos, como explica el agente Ruiz.

”Cuando llegan estas cantidades de migrantes en esos grupos tan grandes se requieren más agentes para poder procesarlos y prepararlos para el transporte”, afirma el portavoz de la Patrulla Fronteriza. “Esto causa que nosotros tengamos que sacar a gente de un área (...) lo cual abre las puertas en otras áreas de la frontera”.

Mientras Ruiz habla, varios agentes procesan a los recién llegados: los cuentan y les dan unas bolsas de plástico para que metan los cordones de los zapatos, cinturones, cadenas y cualquier objeto con el que se puedan hacer daño.

Entre quienes ya salieron en una camioneta están Yessenia Teruel y su hija Suany Yisel, a quien un oficial con formación en emergencias médicas tuvo que atender porque estaba deshidratada.

El agente Birmingham dice que lleva dos años y medio en esta zona y que nunca antes había visto llegar a familias en tan grandes cantidades. “Probablemente nadie ha visto nunca algo así”, asegura el oficial que recuerda una ocasión en la que le tocó atender a una madre a la que encontraron inconsciente con 107 grados de fiebre y dos niños a su cargo.

La llegada de tantos menores está generando desafíos para los que esa agencia, acostumbrada a lidiar con hombres adultos, no estaba preparada, como demostró la muerte de dos menores bajo la custodia de la Patrulla Fronteriza en diciembre pasado.

“Nadie está preparado para estas cantidades. No tenemos los agentes suficientes, no tenemos las facilidades (instalaciones) donde tenerlos... hasta la misma ciudad de McAllen no está preparada”, reconoce el portavoz de la Patrulla Fronteriza del sector de Río Grande, una zona que también se vio especialmente afectada por la ola de menores no acompañados. “De la manera que vamos, vamos a superar el flujo de 2014 por mucho”, adelanta.

 

Una crisis humanitaria gestionada por voluntarios

Una antigua residencia de ancianos es el primer punto de contacto para las cientos de familias centroamericanas que cada día son liberadas por la Patrulla Fronteriza en McAllen. El local, un edificio austero y de paredes desconchadas por el uso, parece un colegio a la hora en que suena la campana: mires donde mires hay niños corriendo, niños jugando, niños gritando o niños llorando.STHER POVEDA / UNIVISION

“No dejen a los niños solos”, pide por megafonía Alma Revesz, una abuela que colabora en la organización, antes de anunciar a los migrantes interesados que pronto saldrá otra camioneta con destino a la estación de autobuses. En el chaleco verde de Caridades Católicas que la distingue como voluntaria se lee ‘Emergencia de desastres’.

Voluntarias como ella están en primera línea de la crisis desatada por la llegada masiva de familias a una frontera desbordada. Una vez que las autoridades procesan a padres e hijos, estos son enviados al albergue de Caridades Católicas en McAllen que dirige la hermana Norma Pimentel. Allí llegan los migrantes con un documento que indica la fecha de su cita ante una corte de migración que se celebrará en el lugar del país donde algún familiar se ha comprometido a recibirlos y patrocinarlos ante inmigración.

“Se les da toda la atención para ayudarlos a conectarse con sus familias, para que les compren sus boletos de autobús o de avión y en el tiempo que esperan en recibir eso se les da oportunidad de bañarse, ponerse ropa limpia, comer, ver a un doctor si es necesario y esperar hasta que tengan ya su viaje e inmediatamente ponerlos en el autobús o en el avión”, explica la hermana Pimentel.

Desde la crisis de menores no acompañados de 2014, el objetivo de esta monja cada día es atender a las cientos de familias que son liberadas por la Patrulla Fronteriza, pero Pimentel dice que nunca las había visto llegar en estas cantidades. Según cuenta, últimamente están recibiendo a unas 5,000 personas a la semana, más de la mitad de ellas menores de diez años.

El desbordamiento del centro también llevó en las últimas semanas a las autoridades a liberar a los migrantes en las ciudades cercanas de Brownsville y Harlingen para quitar presión sobre la ciudad de McAllen, algo inédito hasta hace poco.

La Patrulla Fronteriza asegura que bajo su custodia las familias reciben comida y tienen acceso a duchas y tratamiento médico, pero muchos migrantes y voluntarios que los atienden aseguran que, cuando los liberan, están hambrientos, sin haberse podido bañar o cambiar de ropa y sin mucha información sobre sus procesos legales.

Algunos también llegan enfermos del camino y tras haber pasado varios días durmiendo en el suelo de las gélidas celdas de los centros de procesamiento de la Patrulla Fronteriza conocidas como hieleras.

“Vienen muy sucios, muy desnutridos, muy desesperados por llegar a su lugar de destino, donde ellos quieren ya realizarse o ver ese sueño americano que yo también busqué”, afirma una de las voluntarias, Juanita Almendarez, una mexicana de 72 años que, tras pasar buena parte de su vida en Nueva York, se mudó a McAllen al jubilarse.

Almendarez trabaja de lunes a sábado en la cocina del albergue preparando sándwiches y sopas para los migrantes durante unas seis horas al día o hasta que comienzan a dolerle las rodillas.

Cuenta que la mayoría de la comida, la ropa y las medicinas que les dan a los migrantes son donadas: “A veces faltan cosas, pero cuando ponen algún anuncio enseguida la gente es muy bondadosa y ayuda con su cooperación”, dice.

Una hondureña con una bebé en brazos se acerca a la voluntaria para preguntarle por la enfermería. Su hija está resfriada y le está saliendo una erupción en la piel. Almendarez le indica el camino a una sala en el fondo del albergue que hace las veces de clínica y farmacia, donde guardan todas las medicinas donadas: estantes con alcohol, guantes, medicinas para resfriados para niños y adultos, suero y vitaminas para embarazadas.

Una tarde reciente de domingo la clínica está llena, sobre todo de padres con niños resfriados, con fiebre y dolores estomacales. Al frente de la atención de los migrantes están Anne Leone, una joven enfermera partera originaria de Cleveland (Ohio) y residente en McAllen, y Xiomara, una voluntaria de origen mexicano que se presenta todos los fines de semana con sus dos hijos adolescentes.

Mientras Xiomara y su hija menor toman datos y atienden los casos más leves, Leone recibe a las mujeres embarazadas y a los pacientes más delicados, como Rodrigo Mancilla, un niño guatemalteco de nueve años que presenta más de 105 grados de fiebre.

Las voluntarias le dan un jarabe y le ponen una compresa fría en la frente para tratar de bajarle la temperatura y Leone llama al doctor Garza, uno de los dos pediatras cuyo teléfono está en el tablón principal de la clínica para las situaciones de emergencia.

Tras darle las medicinas para su tratamiento al niño, le recomiendan al padre quedarse unos días más en McAllen hasta que su hijo mejore, pero el hombre está preocupado porque le han puesto un grillete, tiene un largo viaje por delante hasta California, donde está el familiar que lo patrocina, y teme no llegar a tiempo para el día que tiene cita en la corte.

 

El futuro de decenas de miles de familias, en lista de espera

En la estación de autobuses de McAllen es fácil distinguir a los migrantes liberados por la Patrulla Fronteriza porque llegan con un sobre del tamaño de un folio donde los voluntarios del albergue de Caridades Católicas les han escrito el itinerario de los boletos que les han comprado los familiares que los patrocinan.

“Maryland”, “Nueva York”, “Ohio”, “Florida”, se puede leer en un lado del sobre de algunos de los migrantes que esperan. Del otro, se repite un mismo mensaje en todos los casos: “Please help me. I don’t speak English. What bus do I need to take?” (“Por favor, ayúdeme. No hablo inglés. ¿Qué autobús tengo que tomar?”).

Los migrantes también llevan una bolsa de plástico negra con comida y snacks para el camino y a los que se van a lugares fríos les han dado mantas y ropa de abrigo donadas.

Luis es uno de los que espera en los bancos de la estación mientras su hija Brittany, de 4 años, duerme plácidamente tumbada sobre sus piernas con un gorro de pelo multicolor y un abrigo rosa muy grande para su tamaño.

Como muchos migrantes, Luis comienza su historia diciendo que lo que le trajo a Estados Unidos fue la situación económica, pero, poco a poco, en su relato se van sumando otros males que afectan a su país de origen y que sumen a la gente en la desesperación de pensar que allí nunca podrán ofrecerles un futuro mejor a sus hijos.

Según cuenta, antes de migrar trabajaba en San Pedro Sula y le tocó irse mudando de cuarto en cuarto porque las maras querían reclutarle: le pidieron vender droga y que les diera parte de lo que ganaba con su empleo. Por entonces, se oía hablar en las noticias de las caravanas de migrantes que iban a Estados Unidos y pensó: ¿por qué no? Él también quería intentarlo.

Así que mandó al campo a su mujer y a su hija pequeña, de un año, para que estuvieran más seguras y él emprendió el viaje con su hija mayor porque había oído que con niños era más fácil pasar.

Luis asegura que en su país también oyó hablar de los peligros del camino, pero no de lo que pasaba una vez que se entregaban a la Patrulla Fronteriza: “En la celda los niños lloraban porque tenían hambre y no nos dejaban bañarnos”, cuenta el joven hondureño. “A los que se quejaban, los agentes les decían que ellos se lo habían buscado”.

Relatos similares son compartidos por otros migrantes, algo que no sorprende al abogado Efrén Olivares de la ONG de Texas Civil Rights Project quien asegura que, con la frontera desbordada, su organización está registrando un aumento de las denuncias de abusos a las familias, así como de irregularidades y negligencias por parte del gobierno, como mayores tiempos de detención en la etapa de procesamiento.

“No hay ninguna razón por la cual un agente de la Patrulla Fronteriza no puede detener a una familia, procesarla y liberarla ese mismo día (legalmente la agencia cuenta con 72 horas para procesar a un detenido en la frontera). No hay razón para tenerlas 8 días, 10 días en un centro de procesamiento que está diseñado para que una familia esté ahí unas horas”, afirma. “Y hablando de los derechos de los niños, ahí no se les va a dar la atención médica necesaria, porque están junto con otras familias hacinados. Olvídate de los servicios psicológicos, sociales y de desarrollo que un niño de esa edad requiere”.

La Patrulla Fronteriza reconoce que, con la llegada masiva de familias, hace lo que puede “para simplemente evitar una tragedia” en sus instalaciones, como aseguró el comisionado de esa agencia Kevin K. McAleenan a finales de marzo al declarar que la frontera había alcanzado un “punto de quiebre”. Por su parte, Trump ha ido más allá al asegurar que Estados Unidos está “lleno” y que no hay más espacio para más migrantes y refugiados.

Y mientras en Washington republicanos y demócratas no se ponen de acuerdo en las soluciones para arreglar un sistema migratorio sobrepasado, a la frontera sur siguen llegando cada día miles de familias que, una vez liberadas, se suman a la lista de espera de unas cortes migratorias que tienen más de 820,000 casos pendientes.

El abogado Efrén Olivares lamenta que, desde el inicio de su campaña presidencial, Trump ha demonizado a los migrantes y los ha presentado como una amenaza en lugar de tratar de facilitar los procesos a quienes tocan la puerta del país para pedir asilo.

Desde que llegó a la Casa Blanca, el presidente ha tratado de disuadir a toda costa a los centroamericanos de venir a EEUU con su política de ‘tolerancia cero’ que criminaliza la entrada ilegal al país y por la que miles de niños han sido separados de sus padres en la frontera . También ha tratado de endurecer los criterios para solicitar asilo y ha puesto cupos en las garitas, lo que ha generado largas listas de espera de refugiados en algunos puertos de entrada de la frontera sur. Pero lejos de ahuyentar a los migrantes, en los últimos meses se ha visto un repunte de familias que ven a los niños como su carta más segura para entrar a Estados Unidos.

os migrantes “están viniendo porque no tienen otra opción. Solo tratan de sobrevivir y cuidar a sus familias y lo más triste para mí es que, en este país (...) no sabemos cómo ayudamos a crear estos problemas y luego tienes a gente enfadada diciendo que por qué estas personas vienen”, dice Anne Leone, la enfermera voluntaria de la clínica de Caridades Católicas. Para ella, la solución a la crisis migratoria pasa por entender la verdadera magnitud de la crisis, dedicar recursos a la frontera y entender el problema “de una manera mucho más humana”.

La hermana Norma Pimentel también apela a la humanidad a la hora de esbozar soluciones: “Yo espero del gobierno que tengan conciencia de que lo que estamos tratando aquí son seres humanos, son personas, son familias, son niños y madres inocentes que están sufriendo y que cualquier proceso, cualquier solución que encontremos tomemos en cuenta esa realidad”, afirma la directora del albergue de McAllen.

Para ella, lo que vive la frontera es una “crisis humanitaria” y la única manera de evitar la “tragedia” que advertía el comisionado de la Patrulla Fronteriza es cooperar con los países de origen para tratar de frenar las causas de la migración.

“La tragedia existe cuando damos la espalda y lo hacemos como que no es mi problema y como que no queremos las personas que vengan”, afirma la hermana Pimentel. “Están aquí, necesitamos proceder, abrigarles, darles el cuidado para que sufran lo menos posible y que los departamentos que están encargados para procesar y determinar o no, el derecho de estar aquí puedan hacerlo con más facilidad”, afirma.

Comparte este artículo

K2_AUTHOR

Super User
Inicia sesión para enviar comentarios

Te puede interesar...

  • Más de 20 millones en alerta por fuertes tormentas y tornados en las llanuras del centro y sur

    "Granizo grande, vientos dañinos, inundaciones repentinas y fuertes tornados son posibles", alertó el Servicio Meteorológico Nacional, en especial para zonas de Texas y Oklahoma.

    UNIVISION

     

    20 de mayo del 2019- Se espera que un "potente sistema de tormentas de primavera" traiga más tormentas a la región el lunes, señaló el NWS. Más de 20 millones de personas que viven en los estados podrían verse afectados por el clima severo, indicó Albert Martínez, meteorólogo de Univision Noticias.

    "Granizo grande, vientos dañinos, inundaciones repentinas y fuertes tornados son posibles", alertó la agencia.

    Ciudades como Lubbock, Amarillo y Abilene, Texas, así como Oklahoma City, Oklahoma, podrían ver un clima severo significativo con granizo del tamaño de una pelota de béisbol y vientos huracanados en algunos lugares, según el servicio meteorológico.

     

    Aún recuperándose

    Estados como Louisiana, Oklahoma y Texas todavía están recuperándose de los tornados y tormentas que los castigaron el fin de semana.

    En los últimos tres días, se reportaron 52 tornados en siete estados, dijo el meteorólogo de CNN, Michael Guy.

    Más de 60,000 hogares y negocios permanecieron sin electricidad en Texas y Iowa el domingo,por debajo de los casi 150,000 del sábado pasado, reportó USA Today.

    En Louisiana, una gasolinera y otros edificios en y alrededor de Ville Platte fueron destruidos en la madrugada del domingo por un tornado, informaron las autoridades de emergencia. En el cercano Mamou, un post de Facebook mostraba una casa maltratada que había sido empujada a una carretera por los fuertes vientos, bloqueando completamente la carretera.

    Por su parte, los tornados que tocaron tierra el viernes en Kansas y zonas rurales de Nebraska, derribaron árboles y cableado de luz y dañaron hogares e inmuebles de granjas. Otros tornados destruyeron al menos dos viviendas y causaron lesiones leves a una persona en el suroeste de Oklahoma la mañana del sábado, reportó la televisora KWTV.

    En Abilene, Texas, una ciudad a 150 millas (240 km) al oeste de Fort Worth, los fuertes vientos provocaron la evacuación de un asilo para personas de la tercera edad y dañaron varias casas y negocios, de acuerdo con el diario Abilene Reporter-News. Una vocera del gobierno de la ciudad indicó que no hubo reportes de muertes o lesiones serias.

    En Oklahoma City, las tormentas impidieron que los trabajadores aseguraran y retiraran cristales de la torre Devon, que resultó dañada el miércoles cuando un andamio con dos lavadores de ventanas golpeó contra el edificio, publicó el periódico The Oklahoman. Funcionarios indicaron que las lluvias y vientos quebraron ventanas de la torre y comprometieron la integridad de otros cristales.

    Bomberos del condado Comanche, Oklahoma, informaron que al menos dos personas escaparon ilesas de un hogar destruido por un tornado el sábado y otra persona fue trasladada a un hospital como medida de precaución.

     

  • Abogados rechazan el plan migratorio de Trump porque “no reconoce el valor de las familias”

    El plan migratorio fue elaborado por dos de los principales asesores del mandatario, su yerno Jared Kushner y el polémico Stephen Miller, un declarado antiinmigrante involucrado directamente en la política migratoria de ‘tolerancia cero’.

    JORGE CANCINO

     

    19 de mayo del 2019- La Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA) rechazó tajantemente el plan migratorio presentado el jueves por el presidente Donald Trump, que entre otras medidas incluye cambios a la ley de asilo, acelera las deportaciones en la frontera, construye nuevos tramos del muro en la frontera con México y establece un sistema basado en ‘méritos’ para la inmigración futura.

    “De implementarse, daría prioridad a la inmigración basada en méritos y reduciría la inmigración basada en la familia”, advirtió AILA en un comunicado inmediatamente después del anuncio hecho por el mandatario desde el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca.

    Partes del proyecto habían sido anticipados por filtraciones hechas por funcionarios del gobierno. El plan migratorio fue elaborado por dos de los principales asesores del mandatario, su yerno Jared Kushner y el polémico Stephen Miller, un declarado antiinmigrante involucrado directamente en la política migratoria de ‘tolerancia cero’.

     

    Batalla vieja

    AILA añade que el nuevo plan de Trump “recuerdan” otras dos fallidas iniciativas ventiladas en el 2017 en la Cámara de Representantes y que fueron desestimadas incluso por republicanos conservadores.

    " Nuestro país necesita un sistema de inmigración sólido que reconozca el valor de las familias y las necesidades de las empresas estadounidenses. Sí, la inmigración altamente calificada es importante, pero no es el único tipo de inmigración que se suma a nuestra prosperidad compartida”, dijo Anastasia Tonello, presidenta de AILA.

    Tonello agregó que “los estadounidenses reconocen el valor de la familia” y que todos sabemos “que las familias fuertes contribuyen a la economía”, en abierta crítica a la idea sugerida por Trump de que en el futuro las reunificaciones sólo beneficien a ciertos familiares inmediatos y que reúnan méritos basados en talentos, vocaciones y estudios.

     

    ¿Y los indocumentados?

    Sin embargo, lo que más preocupa a AILA es que “no son amplias las reformas necesarias”, apuntó Tornello. “La mayoría de los republicanos y la mayoría de los Estados Unidos reconocen que debemos crear un camino hacia la legalización (de los millones de indocumentados que ya viven en el país), incluido uno para los soñadores, y que existe una gran y creciente demanda de empleos” que no requieren una alta capacitación profesional.

    “Hacen falta leyes que permitan la entrada legal de trabajadores inmigrantes que las empresas necesitan y no un sistema basado en puntos que no toma en cuenta adecuadamente las necesidades de Estados Unidos”, añadió Tornello.

    La presidenta de AILA dijo además que el perfil sugerido por el plan de Trump “no hará nuestra economía más fuerte. Si las compañías estadounidenses no pueden acceder a los trabajadores que necesitan para crecer y prosperar, recurrirán a otras opciones tales como expandir sus operaciones en el extranjero. Si esto sucede, todos perdemos", advirtió.

     

    El plan de Trump

    El plan sugerido por Trump “seleccionará a los inmigrantes en función de un sistema de puntos y presenta tres categorías de alta habilidad: talento extraordinario, vocación profesional especializada y expedientes académicos excepcionales”.

    Asegura, además, que la implementación de este sistema por méritos permitirá una “mayor diversidad” y protegerá “a todos los trabajadores contra la explotación, el fraude y el desplazamiento ilegal”.

    Trump también anunció cambios al sistema de asilo vigente desde 1980 y pide cerrar ‘lagunas’ para abordar las fuerzas impulsoras detrás de la crisis humanitaria en la frontera sur.

    Esos vacíos, término que también ha utilizado la Casa Blanca, en varias ocasiones, se refieren a protecciones legales para menores de edad y sectores vulnerables expuestos al tráfico y el contrabando humano.

     

    “Destripa” el sistema

    Es aquí donde los abogados de AILA se detienen para marcar otra de sus preocupaciones inmediatas. “Podemos encontrar un terreno común sin destripar el principio estadounidense de larga data de brindar protección a quienes huyen de la persecución y honrar los valores familiares”, dijo Benjamin Johnson, director ejecutivo de AILA. “La inmigración basada en la familia crea comunidades sólidas que fomentan un entorno para el desarrollo de negocios locales”, agregó.

    Johnson dijo además que “los inmigrantes basados en la familia también fomentan la innovación: más de la mitad de las nuevas empresas en Silicon Valley fueron iniciadas por inmigrantes, muchos de los cuales llegaron al país con visas basadas en la reunificación familiar”, programa que Trump busca desaparecer y focalizarlo solo en cónyuges e hijos menores de edad.

    “Además”, dice Johnson, “un sistema basado en puntos sería una intrusión sin precedentes por parte del gobierno federal en las decisiones de las empresas estadounidenses sobre el tipo de talento que necesitan para satisfacer sus necesidades”.

    AILA dijo que espera trabajar con los funcionarios electos de ambos lados del pasillo en un plan que realmente funcione para Estados Unidos".

     

    Por qué ahora

    La pregunta que muchos se hacen es por qué Trump no buscó apoyo bipartidista antes de dar a conocer la propuesta y con ello garantizar su aprobación tanto en la Cámara de Representantes (controlada por los demócratas) como en el Senado (controlado por los republicanos).

    “Porque Trump vive de la retórica del día a día”, responde Roberto Izurieta, director de los programas de América Latina y Campañas Políticas de la Universidad George Washington. No tiene un plan “de mediano o largo plazo. Desde muchos aspectos esa táctica le ha sido bastante beneficiosa, especialmente en tiempos de campaña”, agrega.

    Izurieta dice además que “ahora son tiempos un poco más difíciles (para el mandatario) aunque le va bien con la economía. Su base se mantiene, pero pierde en votantes indecisos”.

    “ ¿Cómo convencerá esta vez a su base si sabe que no habrá nada en el Congreso en el tema migratorio?”, se pregunta Izurieta. El mismo se responde: “echándole la culpa a los demócratas”, indica.

    Al final del discurso de presentación del proyecto migratorio, Trump dijo que “si por alguna razón, posiblemente política, no podemos lograr que los demócratas aprueben este plan de alta seguridad basado en méritos, lo aprobaremos inmediatamente después de la elección, cuando retomemos la Cámara de Representantes, mantengamos el Senado y, por supuesto, asumiré la presidencia (para un segundo mandato de cuatro años)”, aseguró el presidente en medio de los aplausos de republicanos del Congreso y su gobierno.

  • Desenlace de Fieras: León cayó con América pero calificó a la Final ante Tigres

    Un gol de Bruno Valdez le metió emoción y nerviosismo a la serie; al final, la Fiera calificó por su mejor posición en la tabla a un duelo inédito ante Tigres.

    PAULINA GRAJEDA

     

    19 de mayo del 2019- León es el finalista del Clausura 2019. Beneficiándose de su mejor posición en la tabla, la Fiera eliminó al América luego de empatar 1-1 en el marcador global.

    Final inédita contra Tigres entre los dos mejores equipos del Clausura 2019. El América peleó y batalló hasta el último minuto, pero, pese a ganar 0-1 en el Estadio León, no consiguió echar al cuadro de Ignacio Ambriz.

    Llegada tras llegada. América mostró superioridad ante un León que dio muestra de la falta que le hace su motor: José Iván Rodríguez.

    León no se halló en el partido y eso le cobró factura a muy temprana hora. Apenas al minuto cinco, apareció Bruno Valdez para meter la cabeza y empujar el balón. Desde entonces, las Águilas dominaron el encuentro, sobre todo el primer tiempo, en el que acorraló a la Fiera de tal modo que esta no supo encontrar espacios para frenar el ataque rival ni crear situaciones de peligro.

    El equipo que más ofensivo lució fue el azulcrema, que de la mano de Matheus Uribe logró crear esas jugadas que le permitían llegar a la última zona. Aunque ya ahí las cosas fueron diferentes.

    Guido Rodríguez se animó a disparar desde fuera del área al 24’; Rodolfo Cota rechazó el tiro. Luego, el mismo Matheus (28’) se fue por derecha y en un tiro centro hizo sudar a los esmeraldas, pero todo quedó solo en un susto. También Renato Ibarra lo intentó, luego de fintar a dos dentro del área, pero, una vez más, el cancerbero verdiblanco se vistió de héroe.

    De a poco, el protagonista comenzó a ser César Ramos Palazuelos, silbante central del encuentro, quien al 36’ dejó ir la ley de la ventaja para León, luego de que detuviera la jugada en la que José Juan Macías iba solo al ataque. Lo único a favor de los de casa fue que Valdez vio el cartón preventivo por falta sobre Jean Meneses.

    Ignacio Ambriz s abía que para darle mayor claridad a su equipo necesitaba ingresar a Rodríguez y así lo hizo. A la banca mandó a Joel Campbell. La necesidad del estratega era que se recuperara el medio campo para marcar un tanto que serenara al rival.

    Poco a poco, los esmeraldas le bajaron las revoluciones a los visitantes. Incluso les dieron algunos sustos importantes. El mayor fue al 68’, cuando Andrés Mosquera entró al área para intentar empujar el balón; sin embargo, su barrida en segundo palo fue tardía.

    Sin embargo, la suerte parecía estar y, a la vez, no, con los de Coapa. La expulsión de Rubens Sambueza al 77’ daba esperanza, pues era uno de los creativos esmeraldas. Apenas un minuto después, Matheus pudo finiquitar el encuentro, pero no tuvo la suerte de filtrar la portería.

    Ahora, pese a ser finalista, León no podrá contar con dis jugadores fundamentales: Rubens Sambueza por expulsión y José Juan Macías quien tendrá que ir con la selección mexicana sub 20 para disputar el Mundial de Polonia.

    América también se quedó con 10 por una exagerada expulsión de Guido Rodríguez y, poco a poco, las Águilas se fueron quedando sin argumentos para marcar ese 0-2 que le daba el pase.

    León intentó, aguardó bien atrás ante unas Águilas que acabaron jugando con Renato Ibarra, Andrés Ibargüen, Henry Martín, Oribe Peralta y Nicolás Castillo. La Fiera rugió fuerte y acabó quedándose con el pase a la Gran Final.

     

  • Washington: intentan desalojar a los chavistas que tomaron la embajada de Venezuela

    LA NACION

     

    WASHINGTON. 14 de mayo del 2019- En Washington se viven momentos de tensión. A semanas de que un grupo de activistas tomara la embajada de Venezuela en Estados Unidosen apoyo al gobierno de Nicolás Maduro y para impedir que funcionarios del presidente encargado Juan Guaidó puedan ingresar a la sede, ayer la Policía comenzó un operativo para desalojarlos.

    "Las autoridades ya dieron el paso", confirmó Rafael Alfonso, miembro de la delegación de Carlos Vecchio, representante de Guaidó en Estados Unidos, y luego explicó que los agentes entregaron una orden de desalojo y se acercaron con linternas a la puerta y abrieron las cadenas y el candado que la aseguraban para hablar con los activistas estadounidenses que se niegan a salir.

    "Ellos están defendiendo la ley internacional, defendiendo la convención de Viena y están preocupados de un efecto de cascada", dijo Mara Verheyden-Hilliard, abogada de la Asociación para la Justicia Civil. "Este es un camino muy peligroso".

    En medio del operativo, tres de los activistas abandonaron el lugar pero otros cuatro continúan dentro. Al respecto Brian Becker, director nacional de Answer Coalition, una agrupación que respalda a los activistas, indicó que los que permanecen en la sede diplomática no saldrán voluntariamente.

    Por su parte, el director de operaciones de la embajada, Rafael Alfonso, dijo que parecía poco probable que los activistas que seguían dentro del inmueble fuesen desalojados pero apuntó que la situación se revisaría hoy. Una vez que el edificio quede libre de activistas, se evaluarán los posibles daños.

    Asimismo Carlos Vecchio, a quien Estados Unidos reconoce como el embajador de Venezuela, tuiteó que pronto se anunciarán los "próximos pasos". "Agentes federales notifican a invasores que las autoridades legítimas y reconocidas por Estados Unidos son las designadas por el presidente Juan Guaidó y que deben desalojar inmediatamente", dijo según lo publicado por el diario El Nacional. El diplomático agregó que en caso de que no se vayan, las autoridades estadounidenses procederán a detenerlos. "Si desconocen la orden, serán encarcelados y procesados judicialmente".

    Desde hace semanas, la pugna que enfrenta Venezuela entre el gobierno de Maduro, reconocido por la ONU y apoyado por Rusia y China, y Guaidó, respaldado por EE.UU. y más de 50 países, se trasladó a la sede diplomática de la capital estadounidense. Allí un grupo de activistas que defienden al chavismo y que cuentan con su aval se agrupó para tomar el lugar e impedir que sea usado por los funcionarios de la oposición.

    El propósito de los activistas, que denuncian la intención de dar un golpe de Estado contra Maduro, a quien consideran mandatario legítimo, es también custodiar el recinto tras la salida de los últimos diplomáticos venezolanos el 24 de abril, después de que ambos países rompieran relaciones.

     

  • Un algoritmo similar al que usa Netflix puede predecir la muerte con 90% de precisión

    Por Fari Rafa

     

    13 de mayo del 2019- El aprendizaje automático o aprendizaje de máquinas, rama de la Inteligencia Artificial (IA), podría sustituir en buena parte la labor de los médicos humanos a la hora de predecir episodios como los paros cardíacos y hasta la muerte.

    A partir de esa idea expondrá en la Conferencia Internacional sobre Cardiología Nuclear y TC Cardiaca el doctor Luis Eduardo Juárez-Orozco, del Centro de PET de Turku, en Finlandia.

    Juárez-Orozco es el autor de un estudio que ha puesto al algoritmo LogitBoost a analizar repetidamente 85 variables en 950 pacientes durante un período de seis años. ¿El resultado? Este "aprendió" cómo interactúan los datos de imágenes y logró identificar los patrones que correlacionan las variables con la muerte y el infarto.

    El éxito del estudio va más allá, pues se estableció que el LogitBoost -muy similar a los que utiliza Netflix, Google o Spotify para la recomendación de contenido- puede predecir estos episodios con un 90% de precisión.

    Este tipo de algoritmo se enfoca en adaptarse a un usuario y es empleado también para el reconocimiento facial en los teléfonos inteligentes y en los automóviles que se conducen por sí solos, entre otras tecnologías.

    "Estos avances van mucho más allá de lo que se ha hecho en medicina, donde debemos ser cautelosos sobre cómo evaluamos el riesgo y los resultados. Tenemos los datos, pero todavía no los estamos utilizando en todo su potencial", dijo Juárez-Orozco a la agencia Europa Press.

    Según explicó, los médicos humanos emplean las puntuaciones de riesgo para tomar decisiones sobre cuál tratamiento escoger, pero estas puntuaciones se basan solo en un puñado de variables y, a menudo, tienen una precisión modesta en pacientes individuales.

     

    Personalización, el futuro de los tratamientos médicos

    Mediante la repetición y el ajuste, el aprendizaje automático aprovecha en mayor medida grandes cantidades de datos y permite identificar patrones complejos que pueden no ser evidentes para los humanos.

    A decir de Juárez-Orozco, el estudio que hoy desarrolla demuestra que los patrones de muy alta dimensión son más útiles que los patrones de una sola dimensión, si de predecir resultados en individuos se trata. “Y para eso necesitamos aprendizaje automático”, insiste.

    Su investigación incluyó a 950 pacientes que presentaban dolor torácico y que se sometieron al protocolo para detectar una enfermedad de la arteria coronaria. Una tomografía computarizada (CCTA) produjo 58 datos de la presencia de placa coronaria, estrechamiento de vasos y calcificación.

    Los pacientes con resultados que sugerían enfermedad se sometieron a una tomografía por emisión de positrones (TEP), que produjo 17 variables en el flujo sanguíneo. En total, se obtuvieron diez variables clínicas a partir de registros médicos, incluyendo sexo, edad, tabaquismo y diabetes.

    Durante un seguimiento por seis años, la investigación documentó 24 ataques cardíacos y 49 muertes por causas distintas. Las 85 variables fueron analizadas por LogitBoost varias veces hasta que encontró la mejor estructura para predecir quién tuvo un infarto o murió.

    "El algoritmo aprende progresivamente de los datos y, después de numerosas rondas de análisis, determina los patrones de alta dimensión que deben usarse para identificar de manera eficiente a los pacientes que tienen el evento. El resultado es una puntuación de riesgo individual", explica Juárez-Orozco.

  • Trump se reunirá con Xi tras la respuesta desafiante de China a las sanciones de EEUU

    Por Jeff Mason y Se Young Lee

     

    WASHINGTON/PEKÍN, 13 may (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el lunes que se reunirá el mes próximo con el presidente chino, Xi Jinping, después que la guerra comercial entre las dos mayores economías del mundo se intensificó y provocó escalofríos en los mercados globales.

    China había anunciado también el lunes un aumento de sus aranceles a varios productos de Estados Unidos, que incluyen vegetales congelados y gas natural licuado, en represalia a medidas comerciales de Washington y pese a que Trump le había advertido que no respondiera.

    La medida, ampliamente esperada después de que Estados Unidos aumentó la semana pasada los gravámenes sobre bienes importados chinos por valor de 200.000 millones de dólares, elevó el temor a que las dos mayores economías del mundo entren en una disputa sin frenos que podría golpear al crecimiento global.

    Un índice de las acciones mundiales bajó un 1,9% el lunes, su mayor caída diaria en más de cinco meses y la moneda china cayó a su nivel más bajo desde diciembre.

    Trump, quien ha adoptado el proteccionismo como parte de su agenda "Primero Estados Unidos", dijo que hablaría con Xi en una cumbre del G-20 a fines de junio. "Tal vez algo suceda", dijo Trump en declaraciones en la Casa Blanca. "Vamos a reunirnos, como saben, en el G-20 en Japón y creo que será una reunión muy fructífera".

    Los agricultores estadounidenses se encuentran entre los más afectados por la guerra comercial, ya que las ventas de soja a China cayeron en picado y los futuros del grano en Chicago alcanzaron su nivel más bajo en una década.

    Trump dijo el lunes que su gobierno planeaba entregar unos 15.000 millones de dólares para ayudar a los agricultores cuyos productos podrían ser objeto de represalia.

    Los agricultores, que son una base política fundamental de los republicanos de Trump, se sienten cada vez más frustrados por las largas conversaciones comerciales y el fracaso para alcanzar un acuerdo.

     

    SUENAN LOS TAMBORES

    El Ministerio de Finanzas chino dijo que planea establecer aranceles a importaciones que van desde 5% a 25% a 5.140 productos estadounidenses en una lista revisada de 60.000 millones de dólares. Informó que entrarán en vigor el 1 de junio.

    "El ajuste chino sobre aranceles adicionales es una respuesta al unilateralismo y proteccionismo estadounidense", aseguró el ministerio. "China espera que Estados Unidos vuelva al camino correcto de comercio bilateral y consultas económicas".

    Trump ha acusado a China de incumplir los compromisos que alcanzó durante meses de negociaciones comerciales, lo que Pekín ha negado. En medio de las negociaciones la semana pasada, Trump aumentó los aranceles sobre bienes chinos de 10% a 25%. La medida afecta a 5.700 categorías de productos chinos, incluyendo módems de internet, routers y dispositivos similares.

    Luego, el mandatario le ordenó al Representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, que comenzara el proceso de imponer aranceles a las importaciones restantes de China, una medida que afectaría bienes por un valor adicional de 300.000 millones de dólares.

    Pekín dijo el lunes que "nunca se rendirá" a la presión externa y sus medios estatales siguieron emitiendo fuertes comentarios, al reiterar que las puertas siempre han estado abiertas para conversar, pero prometieron que China defenderá sus intereses nacionales y dignidad.

    En uno de los comentarios, la televisión estatal dijo que los efectos de las sanciones de Washington son "totalmente controlables".

     

    (Reporte de Jeff Mason en Washington y Se Young Lee en Pekín; reporte adicional de Ben Blanchard en Pekín; Makini Brice, Doina Chiacu, David Lawder, Jeff Mason y Humeyra Pamuk en Washington y Alden Bentley en Nueva York; Escrito por Paul Simao y Rosalba O'Brien; Editado en Español por Manuel Farías y Javier López de Lérida)

  • EEUU sube a 25% los aranceles a bienes importados de China, que anuncia represalias

    Más de 5,000 productos chinos serán afectados por esta nueva tasa en Estados Unidos. Pekín dijo que no tiene más opción que "tomar necesarias medidas de represalia", mientras los minoristas estadounidenses advierten que la decisión elevará los costos del sector, los precios al consumidor y además destruirá trabajos en el país.

    UNIVISION

     

    10 de mayo del 2019- La madrugada de este viernes entró en vigor en Estados Unidos una subida al 25%, desde el 10% actual, en los aranceles a importaciones chinas valoradas en 200,000 millones de dólares, una medida que enturbia las negociaciones entre Washington y Pekín para contener la guerra comercial entre las dos mayores economías mundiales.

    Pocos minutos después de la entrada en vigor de nuevos aranceles punitivos a más de 5,000 productos chinos, el gigante asiático anunció que "lo lamenta profundamente y no tendrá más opción que tomar las necesarias medidas de represalia", como indica un breve comunicado emitido por el ministerio chino de Comercio.

    El presidente estadounidense, Donald Trump, había suspendido esta subida en enero para permitir las negociaciones comerciales entre los dos países, inmersos desde el año pasado en una guerra comercial que puede impactar la economía a escala global.

    Pero finalmente decidió aplicarlas, al considerar que las conversaciones bilaterales no avanzan lo suficiente y ponen en duda la buena fe de los negociadores chinos.

    Las nuevas tarifas no afectarán a las mercancías que salieron de los puertos chinos antes del plazo del viernes, explicó AP. Solo cuando esos envíos completen la travesía de entre tres y cuatro semanas por el Océano Pacifico hasta Estados Unidos enfrentarán los nuevos impuestos.

    Las negociaciones comerciales entre ambos países empezaron contrarreloj este jueves en Washington y continuarán este viernes.

     

    Trump ofrece un acuerdo sin prisas

    La mañana de este viernes, el presidente Trump ha dicho a través de su cuenta de Twitter que "las conversaciones con China continúan de una manera muy agradable" y que "no hay absolutamente ninguna necesidad de apresurarse" ya que ahora China pagará a Estados Unidos aranceles del 25% en bienes y productos por valor de 250,000 millones de dólares.

    "El proceso ha comenzado a colocar aranceles adicionales al 25% sobre los restantes 325,000 millones de dólares", agregó Trump, señalando que EEUU sólo vende a China aproximadamente 100,000 millones de dólares de bienes y productos, lo que significa "un desequilibrio muy grande".

    "Con los más de 100,000 millones de dólares en aranceles que recibimos, compraremos productos agrícolas de nuestros grandes agricultores, en cantidades mayores que las de China, y enviarlos a países pobres y hambrientos en forma de ayuda humanitaria. Mientras tanto, seguiremos negociando con China con la esperanza de que no vuelva a intentar rehacer el acuerdo", dijo en la secuencia de tuits.

    Trump señaló que si Estados Unidos compra 15,000 millones de dólares de agricultura a sus propios agricultores, "mucho más de lo que China compra ahora, tendríamos más de 85,000 millones de dólares sobrantes para nueva infraestructura, atención médica o cualquier otra cosa. China se ralentizaría mucho y nosotros automáticamente nos aceleraríamos".

     

    Los minoristas lo resienten ya

    La sola amenaza de recrudecer la guerra comercial desplomó este jueves las principales bolsas del sudeste asiático, que terminaron cerrando con pérdidas, mientras que los mercados europeos abrieron a la baja, al igual que Wall Street y su principal indicador, el Dow Jones.

    La mayor asociación de empresas minoristas de Estados Unidos criticó anticipadamente la subida de aranceles al advertir que elevará los costos del sector, los precios al consumidor y además destruirá puestos de trabajos en el país.

    La Federación Nacional del Comercio Minorista (NRF, por sus siglas en inglés) aseguró en un comunicado citado por Efe que los incrementos en aranceles "supondrán costos más altos para los negocios estadounidenses, precios más altos para los consumidores estadounidenses y trabajos perdidos para muchos trabajadores estadounidenses".

    El vicepresidente para Cadenas de Suministro y Políticas Aduaneras de la NRF, Jonathan Gold, instó a la Administración Trump a "centrarse en un acuerdo comercial", expresó su esperanza de que se encaucen las negociaciones y lamentó que se menoscabe el progreso "con más rifirrafes que solo perjudican a los estadounidenses".

     

  • Demócratas proponen plan para minimizar cruces fronterizos y reactivar la ayuda a Centroamérica

    El proyecto de ley propone devolver los fondos de ayuda a los países del Triángulo Norte, que se aumenten las sanciones a los traficantes de personas y que se establezca el procesamiento de refugiados en la región. Además contempla mejorar el monitoreo de los niños no acompañados una vez que son entregados a sus patrocinadores.

    JORGE CANCINO

     

    14 de mayo del 2019- Los demócratas del Senado presentaron este martes un proyecto de ley que busca reducir los cruces fronterizos de migrantes centroamericanos y reactivar la ayuda que Estados Unidos otorgaba a los países del denominado Triángulo Norte (El Salvador, Guatemala y Honduras), esto como solución para enfrentar la crisis que se vive en la frontera con México.

    El proyecto, denominado “Ley de Reforma y Ejecución de Centroamérica” y que fue obtenido por Univision Noticias, precisa que el objetivo es “brindar una respuesta regional coordinada para manejar eficazmente la violencia endémica y la crisis humanitaria” que viven los tres países centroamericanos, de los que han huido miles de sus ciudadanos en los últimos cinco años para buscar asilo en Estados Unidos.

    “Los demócratas del Senado tenemos un plan para abordar la crisis que obliga a mujeres, niños y familias a huir del Triángulo Norte de América Central”, dijo una fuente del Senado que conoce el proyecto y pidió el anonimato. “Debemos estabilizar la violencia que está impulsando la migración, establecer el procesamiento de refugiados en la región e interrumpir las redes de contrabando que se aprovechan de las poblaciones vulnerables”, agregó.

    “También debemos proporcionar un proceso justo y ordenado para revisar las reclamaciones humanitarias de quienes llegan a la frontera en busca de protección”, indicó.

    El senador demócrata Chuck Schumer dijo a Univision Noticias que "mientras que las acciones del gobierno de Trump exacerban los problemas en la frontera sur, los demócratas del Senado están comprometidos a abordar las causas fundamentales que obligan a las familias a huir de Centroamérica". Además, defendió el proyecto como una medida "de sentido común basada en soluciones que han demostrado que funcionan en el pasado"

    La crisis en la frontera con México estalló en junio de 2014 durante el gobierno de Barack Obama, cuando más de 46,000 menores no acompañados y un número similar de unidades familiares fueron aprehendidas por la Patrulla Fronteriza en lo que iba de ese año fiscal.

    Pero desde que Donald Trump llegó a la Casa Blanca en enero del 2017, la cifra de arrestos en la frontera ha ido en aumento, sobre todo en el último año. Según datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), en abril fueron detenidos 98,977 extranjeros en la frontera con México, la cifra más alta en la última década.

    Para el presidente Donald Trump, la verdadera crisis no se encuentra en Centroamérica sino en la frontera y fue provocada por las caravanas de migrantes centroamericanos que, asegura, vienen a invadir el país y han abusado de “lagunas” o “vacíos legales” contenidos en la ley de inmigración.

     

    Cuáles son las lagunas

    Las “lagunas” mencionadas por Trump corresponden a:

    Acuerdo judicial Flores de 1997. Prohíbe al gobierno federal privar de libertad a menores de edad en prisiones federales. Pero el gobierno de Trump considera que la vigencia de este beneficio entorpece sus planes de deportar al mayor número de indocumentados en el menor tiempo posible.

    Ley TVPRA de 2008 sobre la prevención del tráfico humano. Prohíbe la deportación inmediata de menores indocumentados que no sean de países fronterizos (Canadá o México) y exige que su futuro sea decidido por un juez de inmigración.

    Acuerdo Zadvydas de 1997. ICE no tiene derecho a mantener a un no ciudadano bajo custodia y al que no ha podido deportar por más de seis meses a menos de que presenten claras señales de ser un riesgo para la seguridad nacional.

    Los tres "vacíos legales", según Trump, solo pueden ser anulados por el Congreso o las cortes. El presidente ha insistido al Congreso en varias ocasiones que actúe para detener la crisis o, de lo contrario, dice que cerrará la frontera.
    “¡El Congreso debe reunirse e inmediatamente eliminar los vacíos legales en la frontera! Si no hay acción, la frontera o secciones grandes de la frontera se cerrarán. ¡Esto es una emergencia nacional!”, escribió el mandatario en Twitter el pasado 3 de abril.

     

    La respuesta demócrata

    Poco más de cinco semanas después de aquel mensaje, los demócratas asoman una propuesta que, en resumen, busca reducir los cruces fronterizos al expandir el procesamiento de refugiados en los países centroamericanos y reforzar los programas para detener a miembros de carteles de la droga en toda la región.

    El plan también revertirá los recortes de fondos que el presidente Trump eliminó del Triángulo Norte (cerca de 500 millones de dólares) como castigo porque, dijo, los gobiernos no hacen lo suficiente para controlar el éxodo de migrantes hacia el norte.

    "No habrá más dinero para ellos", dijo Trump a los reporteros durante un viaje a Florida acompañado por los senadores Florida Marco Rubio y Rick Scott, y el gobernador Ron DeSantis.

    Los demócratas indicaron que, para abordar las profundas causas que originan la violencia y la inestabilidad “que están impulsando la migración, el primer lugar hay que aumentar las sanciones para acabar con los contrabandistas, cárteles y traficantes que explotan a niños y familias”.

    El plan demócrata para aliviar la crisis en la frontera también busca condicionar la asistencia a los gobiernos del Triángulo Norte para abordar las causas fundamentales de la violencia y la inestabilidad que impulsan la migración; así como restaurar el estado de derecho (fortalecer las instituciones públicas democráticas y reducir la corrupción) y promover oportunidades económicas.

     

    Para los menores no acompañados

    El plan también contempla mejorar el monitoreo de niños no acompañados después de que se procesen en la frontera. Advierte que el gobierno federal “carece de los recursos para rastrear a los niños no acompañados después de que son procesados por la Patrulla Fronteriza y se les asigna un patrocinador, generalmente un familiar cercano”.

    El plan señala que “fortalece la capacidad del Departamento de Salud y Servicios Humanos(HHS) para supervisar la seguridad y el bienestar de los niños entregados a un patrocinador adulto mientras esperan su audiencia en la corte al exigir verificaciones de antecedentes consistentes, uniformes y oportunas, y verificaciones de bienestar posteriores a la colocación y servicios de post-lanzamiento”.

    La iniciativa también proporciona recursos y orientación a los distritos escolares locales que matriculan a niños no acompañados.

    En cuanto a quienes llegar a la frontera en busca de asilo, el plan pide garantizar un procesamiento ordenado y eficiente, y recuerda que Estados Unidos tiene una larga tradición de defender a los refugiados en todo el mundo y “tenemos la capacidad y la responsabilidad de hacerlo ahora con los que huyen de la creciente violencia en nuestro propio hemisferio”.

    Para ser aprobado el proyecto de ley se necesitan 60 votos en el Senado y los demócratas solo tienen 45 frente a 53 republicanos y dos independientes que votan del lado de los demócratas.

    En la Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, se necesitan 218 votos.

    Se espera que en cualquier momento de este martes la Casa Blanca y la bancada republicana del Senado se pronuncien sobre el plan.

    La propuesta demócrata de este martes fue apoyada por los siguiente senadores demócratas: Dick Durbin, Dianne Feinstein, Bob Menéndez, Patrick Leahy, Mazie Hirono, Tom Carper, Tammy Baldwin, Brian Schatz, Tina Smith, Ben Cardin, Ron Wyden, Chris Murphy, Michael Bennet, Amy Klobuchar, Jack Reed, Elizabeth Warren, Tammy Duckworth, Jacky Rosen, Catherine Cortez-Masto, Tim Kaine, Patty Murray, Cory Booker, Maggie Hassan, Sheldon Whitehouse, Tom Udall, Richard Blumenthal, Chris Van Hollen, Mark Warner, Kirsten Gillibrand, Bernie Sanders y Kamala Harris.

  • El equipo de Guaidó pide al gobierno de Trump TPS para los venezolanos indocumentados

    Un representante diplomático de Guaidó dijo que además han solicitado que se acepten los pasaportes venezolanos vencidos en una rueda de prensa en la que las congresistas demócratas Donna Shalala y Debbie Mucarsel-Powell reclamaron a Trump protección inmediata para los ciudadanos que huyen de la crisis política y humanitaria de Venezuela. 

    LORENA ARROYO

     

    13 de mayo del 2019- El equipo del presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, le ha pedido al gobierno de Donald Trump que garantice un estatus de protección temporal (TPS, por sus siglas en inglés)a los venezolanos indocumentados en Estados Unidos.

    "El mensaje que damos como gobierno de Venezuela es que necesitamos el apoyo de esta administración y de todas las instancias de gobierno de EEUU para proteger temporalmente a los venezolanos", afirmó el ministro consejero de la Embajada de Venezuela en Washington designado por Guaidó, Gustavo Marcano. "Esta protección que estamos solicitando no es para siempre sino mientras logramos salir del narcorrégimen y que va a permitir (a los venezolanos) trabajar y tener un estatus legal mientras llega ese momento que está cada día más cerca", dijo en referencia a la caída del gobierno de Nicolás Maduro.

    Marcano hizo las declaraciones en una rueda de prensa acompañado de las congresistas demócratas de Florida Donna Shalala y Debbie Mucarsel-Powell en la que ambas reclamaron a Trump protección inmediata para los venezolanos que huyen de la crisis política y humanitaria de su país. Pese a que la solicitud del TPS para los venezolanos no es nueva y a que cuenta con apoyo de congresistas de ambos partidos, se trata de la primera vez que el gobierno de Guaidó, al que Trump reconoce como legítimo, habla de la solicitud públicamente.

    Según explicó Marcano, el embajador designado por Guaidó en Washington, Carlos Vecchio, ha planteado "en todas las instancias" la necesidad del TPS para los venezolanos, así como la de que en Estados Unidos se acepten los pasaportes vencidos de los ciudadanos de ese país.

    El reconocimiento de Guaidó como presidente interino de Venezuela por parte del gobierno de Trump y la salida de los diplomáticos de Nicolás Maduro de EEUU implicó que los venezolanos que necesitan hacer trámites consulares se hayan quedado en un limbo.

    Los diplomáticos nombrados por el presidente interino no tienen por el momento la capacidad de emitir pasaportes después de que denunciaran que el sistema consular fue "desmantelado" por sus predecesores y en Venezuela el sistema de identificación nacional sigue contralado por el régimen de Maduro.

    "Hoy en día no hay instancias donde los venezolanos podamos ir a renovar los pasaportes", reconoció Marcano este lunes. "A los venezolanos se les está violentando su derecho a la identidad que es un derecho humano fundamental desde hace mucho tiempo y esto está afectando a estudiantes que necesitan, por ejemplo, inscribirse o continuar sus estudios en las universidades de EEUU o perjudica a algún venezolano que simplemente va a sacar su permiso de trabajo, su licencia de conducir o para acceder a la salud".

     

    "No hay que esperar un día más"

    Por su parte, la congresista Debbie Mucarsel-Powell le pidió al presidente Trump que apruebe de inmediato el TPS para los venezolanos. "No hay que esperar un día más", dijo la legisladora de origen ecuatoriano. "No se puede hablar de apoyar a Juan Guaidó y al pueblo venezolano a restaurar la democracia sin ayudar a los venezolanos" que están en Estados Unidos.

    En ese sentido, Mucarsel-Powell y su colega Donna Shalala dijeron haber enviado una carta al secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), KevinMcAleenan, en la que instan a Trump a cumplir "su promesa de ayudar al pueblo venezolano" al otorgar el TPS a los ciudadanos de ese país.

    "También estamos exigiendo que la administración no continúe deportando a los venezolanos si no son criminales: huir de una dictadura criminal y buscar refugio en este país no debería ser un crimen", añadió Mucarsel-Powell. "Este tipo de situación es exactamente el tipo de crisis por la que el TPS fue creado".

    Las congresistas aseguraron que aunque en el Capitolio seguirán impulsando la iniciativa bipartidista para apoyar el TPS para los venezolanos, el presidente y el fiscal general William Barr tienen la posibilidad de otorgárselo ahora mismo.

    En enero, el republicano Mario Díaz Balart y el demócrata Warren Soto presentaron un proyecto de ley para otorgar TPS a los venezolanos. Pese a que la iniciativa cuenta con apoyos en ambos partidos, algunos republicanos más conservadores se oponen a ofrecer a Venezuela un programa que el gobierno de Trump ha tratado de quitar a otras naciones como El Salvador, Haití, Nicaragua o Honduras.

    Por su parte, el funcionario encargado por el gobierno de Trump para encargarse de la crisis de Venezuela, Elliott Abrams, dijo en una sesión en el congreso en marzo que se estaba analizando la posibilidad de ofrecer TPS a los venezolanos.

     

    Aumenta el número de solicitantes de asilo

    Desde 2017, los venezolanos se convirtieron en el grupo más numeroso de personas que solicitan asilo en Estados Unidos, de acuerdo con el Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS). Las cifras de la llegada de ciudadanos de ese país para pedir protección reflejan el recrudecimiento de la crisis política y humanitaria del país sudamericano que, según Naciones Unidas, ha llevado a más de 3.4 millones de venezolanos a huir de su país.

    Sin embargo, en medio del atasco en las cortes de inmigración en EEUU, muchos solicitantes de asilo tienen que esperar por años a obtener respuestas. Frente a las decenas de miles de solicitudes de asilo hechas por venezolanos, solo unos pocos cientos de casos son otorgados cada año, según los datos de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS).

    Los venezolanos también están a la cabeza en la lista de extranjeros que se quedan en Estados Unidos después de que se les vence la visa con la que entran al país. En 2018, fueron 34,902 y solo les superaron canadienses y mexicanos.

    Además, en los últimos años, aumentaron las cifras de ciudadanos venezolanos deportados a su país.

    "Sabemos que deportar un venezolano es mandarlo a enfrentar el hambre, la violencia y enfrentar carencia en necesidades básicas. El número de venezolanos pidiendo asilo ha aumentado de manera muy grande pero también la cifra el porcentaje de venezolanos que se ven deportados ha aumentado 36%", dijo el senador estatal de Florida José Javier Rodríguez, quien también estuvo en la rueda de prensa junto a Mucarsel-Powell, Shalala y Marcano.

    Pese a que se desconoce el número de personas que podrían beneficiarse por la iniciativa, una carta enviada en marzo por más de 200 organizaciones para pedirle al gobierno de Trump el TPS para los venezolanos estimaba que unos 72,000 venezolanos indocumentados viven actualmente en Estados Unidos, muchos de los cuales huyeron de ese país sudamericano a causa de la violencia y la represión.

    *José Fernando López colaboró en la elaboración de este artículo.

     

  • Con el pedido formal de Guaidó, el Comando Sur gana protagonismo

    LA NACION

    ,

    CARACAS. 13 de mayo del 2019- La oposición venezolana encabezada por el presidente encargado Juan Guaidó pidió un encuentro formal con representantes del Comando Sur estadounidense para solicitar cooperación, según informó ayer su embajador en Washington, Carlos Vecchio.

    A través de un documento publicado en su cuenta de Twitter, Vecchio destacó que hay una disposición plena por parte de Guaidó para "comenzar las conversaciones respectivas a la cooperación que ha sido ofrecida por su comando".

    En el informe acusó a la gestión de Nicolás Maduro por la actual situación venezolana, a la que calificó como una grave crisis política, económica y social, que ha generado consecuencias en los países de la región.

    Además, resaltó el impacto que tiene la presencia de "fuerzas extranjeras no invitadas" en suelo venezolano, según informaron los principales medios del país sudamericano.

    El almirante Craig Faller, jefe del Comando Sur -que supervisa las operaciones militares estadounidenses en América del Sur-, escribió en Twitter el jueves pasado que esperaba la invitación por parte de Guaidó para "discutir cómo podemos apoyar el futuro de los líderes de la Fuerza Armada que tomen la decisión correcta".

    Ante tal solicitud, el presidente encargado reconocido por más de 50 países instó el sábado pasado a Vecchio a solicitar una reunión con ese Comando para hablar sobre una posible cooperación militar en Venezuela.

    "Hemos instruido a nuestro embajador Carlos Vecchio que se reúna de inmediato y como se vio a través de Twitter con el Comando Sur y el almirante para poder establecer relaciones directas en materia de cooperación", había anunciado Guaidó frente a decenas de personas que se concentraron el sábado en la Plaza Alfredo Sadel, en el este de Caracas.

    Sostuvo, asimismo, que junto a gobiernos aliados liderados por Estados Unidos, mantienen "todas las opciones" sobre la mesa en la búsqueda de una solución a la crisis nacional que incluya, según dijo, la salida del poder de Maduro, a quien considera un mandatario ilegítimo.

    Guaidó había explicado que espera "lograr la presión necesaria" para poner fin a la llamada revolución bolivariana, en el poder desde 1999.

    "En todo momento he hablado de cooperación [porque] la intervención en Venezuela ya existe", prosiguió al denunciar la supuesta participación de cubanos en la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y la presencia en el país de la guerrilla colombiana Ejército de Liberación Nacional (ELN).

    Guaidó habló tras la embestida de la Justicia controlada por el chavismo contra la Asamblea Nacional, la detención del vicepresidente del poder legislativo, Edgar Zambrano, y las acusaciones formuladas contra una decena de diputados.

    Desde que hace meses se agudizó la crisis, la amenaza latente de una intervención militar estadounidense ha planeado sobre el gobierno de Maduro, que denuncia la intención de Washington de deponerlo para tomar el control de las riquezas del país petrolero.

    En una entrevista a la cadena Fox, el secretario de Defensa interino, Patrick Shanahan, reiteró ayer la amenaza del presidente estadounidense, Donald Trump, de que "todas las opciones están sobre la mesa".

    En tanto, el gobierno venezolano de Maduro tildó ayer de "adefesio" la solicitud de reunión con el Comando Sur de Estados Unidos.

    "Hemos rechazado, leído, un adefesio, una carta, que manda uno de los golpistas que hoy se esconde en Washington, donde pide la intervención militar en Venezuela", dijo la vicepresidenta, Delcy Rodríguez, en una transmisión televisiva.

    "Rechazamos, condenamos, este tipo de posiciones tan sumisas, lacayas, entreguistas (...) No solamente las condenamos, sino sabemos que están condenadas al fracaso", declaró Rodríguez acompañada de Vladimir Padrino, ministro de Defensa.

    Padrino pidió el sábado pasado a las autoridades militares de Estados Unidos "que se respete la ley", después de que Venezuela denunciara que un buque de la Guardia Costera estadounidense ingresó a aguas bajo su jurisdicción hace unos días.

     

    El foro penal denuncia 859 presos políticos

    Un total de 859 personas están detenidas actualmente en Venezuela por motivos políticos, según el balance que proporcionó ayer la ONG local Foro Penal y que ha confirmado la Organización de Estados Americanos (OEA). El director de Foro Penal, Gonzalo Himiob, ha indicado en Twitter que hasta el 13 de mayo contabilizaron 859 presos políticos, entre ellos 97 militares y tres adolescentes. Además, ha llamado la atención sobre el hecho de que "8467 personas siguen sujetas a procesos penales injustos bajo medidas cautelares". El gobierno de Nicolás Maduro liberó a decenas de presos políticos, incluido el destacado opositor Daniel Ceballos, como parte de un proceso de reconciliación nacional que inició tras las controvertidas elecciones de 2018.

    Agencias AFP y DPA

     

Boletín

Regístrate para recibir nuestras más recientes noticias y promociones en tu correo electrónico gratis

Últimas noticias

Clima

Visitante / Visitor 25949

Kubik-Rubik Joomla! Extensions