Indianapolis, Indiana. .
August 17, 2019

Sigue la espera para los dreamers: Corte Suprema retrasa su decisión sobre DACA

El máximo tribunal de justicia debe decidir si toma el caso para el próximo año y tiene de plazo previsiblemente hasta el próximo lunes. DACA, creado por Barack Obama en 2012, fue cancelado por Trump en septiembre de 2017, pero se mantiene vigente por orden de los tribunales de justicia que lo restablecieron casi en su totalidad, excepto para los dreamers que no se encontraban registrados.

JORGE CANCINO

 

17 de junio del 2019- Se pensaba que iba a ser este lunes, pero no. La Corte Suprema aún no ha decidido si analizará la legalidad de DACA en el próximo año y ahora previsiblemente tendrá hasta el lunes de la próxima semana para deliberar y anunciar su decisión sobre este programa que protege a cerca de 700,000 soñadores.

"La información que tenemos es que la Corte Suprema no ha tomado aún una decisión respecto a incluir la revisión de DACA en el ejercicio 2020", dijo a Univision Noticias Juan Manuel Guzmán, director de polìticas de United We Dream (UWD). "Este jueves los magistrados volverán a revisar la petición y esperamos un anuncio el próximo lunes respecto a si tratarán el tema durante el período del próximo año", agrego."

El pasado jueves la Corte Suprema de Justicia se reunía para determinar si analizaba el próximo año la legalidad del programa llamado Ación Diferida de 2012 (DACA) y que ampara de la deportación a unos 700,000 jóvenes indocumentados que entraron al país antes de cumplir 16 años y se les conoce como dreamers.

Activado por el entonces presidente Barack Obama, el programa, que además otorga una autorización de empleo (EAD), fue cancelado el 5 de septiembre de 2017 por orden del presidente Donald Trump en cumplimiento de una promesa de campaña.

Pero en enero de 2017 una corte de California revirtió la decisión del mandatario y ordenó al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) restituir el beneficio en los mismos términos que se encontraba antes de ser caducado, excepto para jóvenes que antes no se habían inscrito.

Entre los meses de febrero y abril del año pasado otros dos tribunales, uno de Brooklyn y otro de Washington DC, también fallaron a favor de DACA propinándole un duro golpe a la política migratoria de ‘tolerancia cero’ del mandatario.

 

La contrademanda

En respuesta a los fallos favorables, Texas y otros 9 estados gobernados por republicanos demandaron al programa en una corte federal de Houston.

Contrario a lo esperado por los demandantes, en agosto la corte presidida por el juez Andrew S. Hanen determinó que los detractores no pudieron demostrar que la continuación del programa causaría un daño irreparable y argumentó que se haría más daño a los beneficiarios de DACA si perdieran el beneficio.

El dictamen, además, fijó un plazo de 21 días para que los demandantes activen cualquier proceso de apelación al señalar que DACA es “probablemente ilegal”, pero los estados desistieron de este derecho.

En febrero de 2015 Hanen detuvo la entrada en vigor de un beneficio similar aprobado por Obama que amparaba de la deportación a unos 5 millones de indocumentados padres de residentes legales permanentes y ciudadanos bajo un programa denominado DAPA.

 

La apelación de Trump

En noviembre el Departamento de Justicia le pidió a la Corte Suprema que se ocupe del caso para que el gobierno elimine gradualmente el programa.

Los abogados del Departamento de Justicia intentaron, con este paso, eludir los tribunales de apelación federales que aún no se han pronunciado definitivamente sobre el futuro de DACA.

Dos meses más tarde, en enero de este año, el máximo tribunal de justicia anunció que se mantendrá al margen del debate jurídico hasta que los tribunales inferiores actúen.

Tres meses después, en mayo, un panel de tres jueces de la Corte de Apelaciones del 9º Circuito dictaminó que el gobierno de Trump actuó de manera “arbitraria y caprichosa” al tratar de cancelar el programa.

Los magistrados, en una decisión de 3-2, señalaron que el gobierno violó la ley federal al tratar de poner fin al programa sin explicar debidamente por qué.

 

Doble derrota

La decisión de la Corte de Apelaciones del 9º Circuito anuló un dictamen de un tribunal menor en Maryland del año pasado, que Trump había elogiado en Twitter.

La corte de Maryland consideró legal la decisión tomada en septiembre de 2017 por el presidente Donald Trump de acabar con la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia. Sin embargo, el fallo no afectó la reactivación del programa ni la renovación de permisos de trabajo para sus beneficiarios, pues el caso permanece en litigio en una corte superior.

El juez Roger W. Titus explicó en su decisión, de 30 páginas, que Trump tenía la autoridad para acabar con el programa y que el Congreso de Estados Unidos es el único que puede hacer cambios en las leyes de inmigración.

Agotadas las instancias judiciales, el gobierno acudió nuevamente a la Corte Suprema para que revise el programa. La decisión de incluirlo en la lista de debates del 2020 se tomará este jueves.

 

Proyecto de ley

A comienzos de este mes los demócratas de la Cámara de Representantes, liderados por la congresista Nancy Pelosi (California), aprobaron por 237 votos a favor y 187 en contra, el proyecto de Ley de Sueños y Promesas 2019, que daría estatus legal de permanencia a miles de dreamers y otros miles de indocumentados protegidos por un Estatus de Protección Temporal (TPS).

La iniciativa de ley incluye un camino hacia la regularización migratoria de más de 2 millones de dreamers y unos 450,000 beneficiarios del TPS y DED, quienes primero recibirían una residencia condicionada y al cabo de un tiempo calificarían para levantar las restricciones y convertirse en residentes legales permanentes.

Cinco años después de obtenida la green card o tarjeta verde, el beneficiario será elegible para solicitar la naturalización y convertirse en ciudadano estadounidense.

La Casa Blanca ha advertido que vetará el proyecto de ley si no incluye las exigencias del mandatario sobre seguridad fronteriza, la construcción del muro en la frontera con México y el freno a la inmigración indocumentada, entre otros.

Para ser aprobado el plan en el Senado se requieren 60 votos y los demócratas solo cuentan con 45. Los republicanos no han confirmado si respaldarán la iniciativa.

 

Comparte este artículo

K2_AUTHOR

Super User
Inicia sesión para enviar comentarios

Te puede interesar...

  • "Me siento como cuando se aproxima un huracán": la amenaza de redadas masivas mantiene en alerta a los indocumentados

    Pese a que el presidente Donald Trump decidió postergar las "redadas masivas" con las que amenazó la semana pasada, el miedo tomó a las comunidades migrantes en diferentes puntos del país, donde el domingo se vieron mercados vacíos y se difundieron bulos de operaciones policiales. Ahora, se organizan para estar lo mejor protegidos que puedan si deciden llevarlas a cabo. 

    LORENA ARROYO

     

    24 DE JUNIO DEL 2019- Para Marta (nombre ficticio), una madre nicaragüense que lleva casi dos décadas residiendo en Miami, la amenaza de Donald Trump de llevar a cabo redadas masivas para sacar del país a personas que como ella y su esposo tienen órdenes de deportación final es como el acecho de un huracán.

    Por eso, el viernes pasado, esta mujer de 42 años, que prefiere mantener su nombre verdadero oculto por temor, decidió salir a comprar todo lo que necesitaba y parquear su carro en un estacionamiento lejos de su casa antes de encerrarse en su apartamento hasta que pasaran las redadas.

    "Me sentía como que se aproximaba un huracán y andábamos buscando las últimas necesidades", asegura. "Lo único que yo les dije a mis hijas fue: 'Este es el plan: Si ustedes quieren que yo esté tranquila, quiero que esa puerta se cierre a las 7 de la tarde el sábado y nadie me abra las puertas y que las ventanas estén cerradas'".

    Pese a que, según reportes de medios, las redadas debían empezar el domingo y extenderse por varios días, Trump anunció el sábado que pospondría esos operativos dos semanas a la espera de un acuerdo en el Congreso para conseguir fondos para la crisis en la frontera sur. Pero Marta dice que no ha bajado la guardia y trata de quedarse en casa siempre que puede.

    "Estos días he tratado de mantenerme tranquila. Me he enfocado mucho en agarrarme de la fe. Creo mucho en Dios, creo mucho en su protección y, pase lo que pase, estoy en sus manos", afirma. Pero aunque trata de calmarse, no ha dejado de pensar cuál es la mejor estrategia para defenderse a sí misma y a su familia. En los últimos días ha recibido ofertas de familiares y amigos para trasladarse temporalmente a sus casas y también ha pensado en mudarse próximamente para que a las autoridades migratorias les resulte más difícil encontrarla.

     

    Calles y mercados vacíos

    El temor que describe Marta ha sido una constante en las comunidades con presencia de indocumentados de todo el país, donde este fin de semana se han visto calles y mercados más vacíos de lo habitual y han surgido bulos y rumores de redadas sin confirmar.

    Según Francisco Moreno, director ejecutivo de la Federación de Confederaciones Mexicanas en California, en Los Ángeles, el temor a las redadas se reflejó principalmente en los comercios donde, asegura, el sábado parecía "un día muerto" con las "calles casi desiertas".

    Algo similar describió el periodista de Miami Danny Rivero en su cuenta de Twitter el domingo. "Mi padre fue al pulguero (flea market) de South Dade hoy donde generalmente hay muchos vendedores mexicanos, centroamericanos y haitianos", escribió. "Me dijo que estaba extrañamente vacío. Cuando preguntó a alguien qué pasaba, le dijeron que la gente tiene miedo por las redadas de ICE (el Servicio de Inmigración y Aduanas)".

    "Nos han estado llamado gente migrante indocumentada que podría ser afectada por estas redadas. La gente tiene miedo, está con mucha ansiedad, con muchas preguntas. Tienen miedo de que ICE va a llegar a su casa, que les va a tocar la puerta y que pueden perder todo lo que han construido en este país", asegura Thomas Kennedy, director político de Coalición de Inmigrantes de Florida (FLIC). "La gente no está saliendo. Ese es el tipo de efecto que tiene en nuestras comunidades. Se congela realmente nuestra comunidad".

     

    Miedo y rumores de redadas

    Además, el domingo hubo rumores de operativos de ICE que, si bien sembraron el temor en algunas comunidades, no pudieron ser confirmados.

    Ese fue el caso del área de Washington DC, donde en la mañana del domingo reportes de redadas esparcieron el miedo entre los indocumentados de la ciudad. Las organizaciones Faith in Action y LA RED dijeron en un comunicado que, si bien "las informaciones eran creíbles", por el momento no han logrado determinar su veracidad.

    "Hemos pedido a la comunidad migrante que siga vigilante, ya que Trump está decidido a deportar inmigrantes sea hoy, mañana o en dos semanas", aseguró Richard Morales, director de políticas y programas de LA RED. Para él, tanto el anuncio del presidente de las redadas como su postergación son "actos retorcidos" que ponen a las familias "como rehenes".

    Su organización, como muchas otras en el país, se preparan ahora para organizar talleres informativos para que los migrantes conozcan sus derechos y sus opciones legales para no ser deportados y proteger a sus familias.

    "Estamos empujando nuestra hotline (línea telefónica de consultas), asegurándonos que tiene voluntarios y abogados listos para responder preguntas y también informar a través de las redes sociales y de seminarios de ‘Conoce tus derechos’", explica Thomas Kennedy de FLIC. Además, su organización está ayudando a poner en contacto a voluntarios que están dispuestos a dar refugio a personas potencialmente afectadas por las redadas con migrantes que prefieren dejar sus hogares temporalmente para no ser localizados.

    Migrantes y organizaciones coinciden en que en estos momentos hay más miedo en la comunidad que nunca, pese a que, sobre el papel, el expresidente Barack Obama sigue manteniendo el récord de deportaciones durante su gobierno. En 2013, ICE llegó a repatriar a un promedio de 1,193 inmigrantes diarios frente a los 660 indocumentados diarios en 2017 con Trump.

    "La situación está un poco más peligrosa para el indocumentado en este país bajo la administración de Trump", afirma Kennedy al explicar que, en cuestión de deportaciones, el actual gobierno "se ha enfocado en inmigrantes en el interior del país, en gente ya está establecida" y ha puesto "a discreción de ICE" quién puede ser retornado.

    Pero, además, el director político de FLIC ve una gran diferencia en el tono con el que se habla de las deportaciones. "Bajo la administración de Obama aunque deportaron a mucha gente nunca lo hicieron con orgullo, siempre fue como que ellos tenían un poco de vergüenza, mientras que la administración de Trump es parte de su retórica política atacar al inmigrante y ellos sienten orgullo, publican este tipo de deportaciones", asegura.

    "Yo en la administración de Obama no me sentía amenazada", asegura por su parte Marta, la inmigrante nicaragüense de Miami que tiene orden de deportación final desde 2010 cuando, junto con su esposo, les rechazaron un caso de asilo.

    "Aunque yo sé que mucha gente inocente fue deportada, yo tenía la calma de pensar que tenía la chance de que no me deportaran si me agarran porque no tengo récord criminal", asegura. "Pero esta vez es diferente porque él (Trump) ya me está buscando a mí. Él ya está buscando al que tiene esa orden de deportación final".

  • Trump pospone dos semanas las redadas masivas contra indocumentados que empezaban este domingo

    El viernes, distintos reportes de medios que citaban fuentes del Departamento de Seguridad Nacional aseguraban que la madrugada del domingo el Servicio de Inmigración y Aduanas comenzaría a detener a inmigrantes en 10 ciudades del país. Pero el mandatario cambio la seña este sábado a pedido de los demócratas.

    UNIVISION

     

    22 DE JUNIO DEL 2019- El presidente Donald Trump anunció este sábado que a pedido de los demócratas pospone por dos semanas las redadas masivas con las que el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) comenzaría el domingo a arrestar a inmigrantes con órdenes de deportaci´on en 10 ciudades del país.

    "He retrasado el proceso de remoción de inmigración ilegal (deportación) por dos semanas para ver si los demócratas y los republicanos pueden reunirse y buscar una solución al asilo y a los problemas en la frontera sur. ¡Si no, comienzan las deportaciones!", escribió en su cuenta de Twitter. El mandatario revirtió temporalmente la medida luego de que a inicios de semana amenazara con que "millones" de personas serían expulsadas de Estados Unidos.

    Este viernes, fuentes del Departamento de Seguridad Nacional confirmaron que el operativo para arrestar a unas 2,000 familias de inmigrantes —conocido como 'Operación Familia'— comenzaría en ciudades como Atlanta, Baltimore, Chicago, Denver, Houston, Los Ángeles, Miami, Nueva Orleans, Nueva York y San Francisco. Habían dicho que duraría varios días.

    En ellas, la mayoría ciudades santuario, algunas de sus autoridades habían condenado la decisión desde el mismo día del anuncio y habían asegurado que sus policías no cooperarían con ICE ni llevarían a cabo tareas que son responsabilidad de las autoridades federales, como mantener detenidos en las cárceles a inmigrantes que el gobierno considera "deportables" a pedido de ICE.

    En el caso de Chicago, por ejemplo, su alcaldesa Lori Lightfoot ordenó incluso a la policía que bloqueara el acceso de la agencia federal a sus bases de datos. Otros pidieron a la comunidad no entrar en pánico e informarse sobre sus derechos.

    Desde inicios de la semana, el director en funciones de ICE, Mark Morgan, informó que en febrero la agencia federal había enviado cartas a unas 2,000 familias de indocumentados que llegaron recientemente al país en busca de asilo, indicándoles que quedaron sujetas a deportación tras concluir sus procesos y recibir por parte de la corte una orden de expulsión.

    Este sábado, Trump dijo a reporteros desde la Casa Blanca que el foco de las operaciones serían pandilleros de la MS-13, aunque otras autoridades habían hablado de familias. Ya en ese momento, el mandatario aseguraba que sabía que algunas de las ciudades en la mira de ICE se opondrían a la decisión.

    Pero no fueron solo los alcaldes de las ciudades target de ICE los que reaccionaron con el anuncio. Organizaciones como la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) también le reclamaron al gobierno de Trump su estrategia de "seguir golpeando con miedo el corazón de nuestras comunidades", como escribió en Twitter Cecilia Wang, la subdirectora legal. ACLU —igual que hicieron la mayoría de los alcaldes— también informó de herramientas para que la comunidad indocumentada pudiera estar preparada ante las inminentes redadas anunciadas.

     

    Organización y presupuesto

    Fuentes del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) al tanto de los planes de la Casa Blanca y que pidieron anonimato dijeron a Univision Noticias el viernes que la organización de un plan de arrestos para deportar a miles de personas requiere un nivel de organización "enorme" que hasta ahora no se ha implementado.

    Señalaron además que las agencias involucradas en este tipo de actividades cuentan con un presupuesto mínimo que se refleja en el pedido de fondos de emergencia al Congreso que hasta ahora no ha sido aprobado.

    A comienzos de mayo, el presidente Donald Trump le pidió al Congreso otros $4,500 millones en fondos de emergencia para lidiar con la crisis en la frontera sur, donde la Patrulla Fronteriza registró en mayo la llegada de una cifra récord de inmigrantes en busca de asilo: fueron más de 130,000 en ese mes.

    De acuerdo con datos de la ICE, la agencia tiene en sus manos poco más de un millón de órdenes finales de deportación. “ Pero conocer sus paraderos requiere un complejo trabajo de inteligencia”, indicaron las fuentes.

  • ICE comenzará redadas de inmigración en 10 ciudades el domingo

    Por Priscilla AlvarezGeneva SandsMaría Santana

     

    (CNN). 21 de junio del 2019- El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) está presionando para arrestar y deportar a familias con orden de expulsión por parte de la corte en 10 ciudades a partir del domingo, según un alto funcionario de inmigración, después de que un tuit del presidente Donald Trump revelara que una operación era inminente.

    Pero el secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional, Kevin McAleenan, ha dudado acerca de unos elementos de la operación, según dos fuentes familiarizadas con su punto de vista.

    ICE dijo que estaba considerando opciones para arrestar y deportar a las familias que han pasado por sus procedimientos legales, pero se ha abstenido de proporcionar públicamente el alcance y calendario de la operación, lo que, según los funcionarios, podría conducir a una situación en la que una familia es separada y podría causar una reacción violenta en contra el departamento.

    Para ese fin, el tuit de Trump del lunes por la noche sobre que ICE, el brazo de ejecución del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés), se estaba preparando para deportar a “millones” de inmigrantes indocumentados la próxima semana fue sorprendente, dada la cifra y la decisión de revelar una operación antes de su ejecución.

    “Si estás aquí ilegalmente, debes ser retirado”, dijo el miércoles a los reporteros el director interino de ICE, Mark Morgan, durante una llamada sobre el tuit del presidente. “Y en este caso, eso incluye a las familias”.

    Un alto funcionario del gobierno le dijo a CNN que la operación había sido planeada hace algún tiempo, pero que el tuit puso la operación como prioridad.

    “Ciertamente, el tuit del presidente ayudó a priorizar las cosas para la gente”, dijo el funcionario, y agregó que había habido un debate interno sobre la coyuntura, en medio de las negociaciones con el Congreso sobre financiamiento adicional y el próximo presupuesto de 2020.

    El funcionario agregó que “ha habido un esfuerzo por comunicar lo que es probable que ocurra, sin decir específicamente cuándo y dónde”, en contra de la política de “tolerancia cero” que se realizó sin previo aviso a los medios de comunicación o al Capitolio.

    Agentes de campo en las oficinas locales están recibiendo reuniones informativas y capacitaciones, de acuerdo con un alto funcionario de inmigración. También se están haciendo preparativos para las familias con estatus de inmigración mixta: por ejemplo, si un padre es indocumentado, pero tiene un hijo ciudadano estadounidense.

    “Debido a la sensibilidad del orden público y la seguridad del personal de Inmigración y Aduanas de EE.UU., la agencia no ofrecerá detalles específicos relacionados con las operaciones de cumplimiento en curso antes de la conclusión de esas acciones”, dijo ICE en un comunicado el viernes.

    Los funcionarios han expresado preocupaciones acerca de que la operación se perciba como una separación de las familias nuevamente, aunque Morgan dijo el miércoles que “nuestro objetivo no es separar a las familias”.

    La intención, dijo Morgan, es disuadir a los migrantes de venir a la frontera entre México y Estados Unidos, y se espera que la operación incluya a las familias que se encuentran con un expediente judicial expedito.

    2.000 personas en la mira

    El año pasado, la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración, que supervisa las cortes de inmigración de la nación, anunció que había comenzado a rastrear los casos de familias presentados por el Departamento de Seguridad Nacional en 10 lugares de las cortes de inmigración: Atlanta, Baltimore, Chicago, Denver, Houston, Los Ángeles, Miami, Nueva Orleans, Nueva York y San Francisco.

    Los casos se están acelerando para tratar de procesar a las familias en menos de un año.

    Morgan dijo que ICE había trabajado estrechamente con el Departamento de Justicia en el expediente de las familias y que los “resultados fueron muy decepcionantes”, afirmando que algunas familias no han asistido a sus audiencias de inmigración.

    En febrero, ICE envió alrededor de 2.000 cartas a familias que ya habían recibido órdenes finales de expulsión en ausencia por parte de los jueces, pidiéndoles que se presentaran a las oficinas locales de ICE en marzo para cumplir con las órdenes, dijo Morgan. Se espera que la próxima operación se dirija a aproximadamente 2.000 personas, según el funcionario superior de inmigración.

    Una vez que se realicen los arrestos, es probable que las familias sean trasladadas a los centros de detención residenciales para familias de ICE, ya que la agencia trabaja con los consulados para obtener los documentos de viaje, según el funcionario. Algunas personas probablemente apelarán sus casos, pero eventualmente algunas serán expulsadas.

    El funcionario agregó que cuando hay niños ciudadanos de EE.UU. en la familia, a los padres se les colocará un brazalete en el tobillo y se les permitirá quedarse con ese niño para permitir que los asuntos se ordenen mientras otros miembros de la familia indocumentados permanecen bajo custodia, agregó el funcionario; nadie quiere una situación en la que un niño se quede solo.

    Los grupos de defensa dicen que se están movilizando a partir del domingo en anticipación de una próxima operación.

    Morgan, quien asumió el cargo de director interino hace semanas, hizo hincapié en que no ha habido un cambio de dirección para la agencia, sino una continuación de su política de no excluir a ningún grupo demográfico para el arresto y la deportación. Se espera que la operación abarque la aplicación en el lugar de trabajo, así como las familias con orden de expulsión de la corte y los individuos con órdenes finales de expulsión.

    CNN informó por primera vez el mes pasado que el gobierno había estado considerando la posibilidad de deportar a familias de migrantes con retiros ordenados por la corte en un intento de “enviar un mensaje” a los contrabandistas, según un alto funcionario del gobierno.

    Como parte de la consideración, el gobierno había estado estudiando una operación iniciada en los últimos años de la presidencia de Barack Obama, y revivida en el primer año en el cargo de Trump, que también se dirigía a las unidades familiares. Obama inicialmente se centró en los delincuentes.

     

    Un plan con meses de planeación

    El año pasado, a solicitud del Departamento de Seguridad Nacional, el Departamento de Justicia elaboró el expediente de familia expedito de la corte o el llamado “expediente cohete”, según un ex funcionario del gobierno.

    “El objetivo era llegar a la consecuencia más rápido”, de modo que “las personas obtuvieran sus audiencias, se les ordenara que se retiraran, y luego una cantidad significativa” de personas volverían a ser custodiadas por el ICE y serían expulsadas de EE. UU., dijo el funcionario.

    En algún momento alrededor de marzo, los funcionarios de ICE tomaron pasos de planificación adicionales. El ex director interino de ICE, Ron Vitiello, tuvo varias conversaciones sobre una posible operación con la entonces secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, quien en ese momento solicitó información adicional, según el funcionario. Pero antes de que el DHS estuviera completamente preparado para llevar a cabo la operación, tanto Nielsen como Vitiello abandonaron el gobierno en medio de una purga de los principales funcionarios del DHS en abril.

    Se entendió que una operación dirigida a las familias sería “dura y difícil” para todos los involucrados, dijo el funcionario.

    “Vas a un hogar que es una familia y tal vez el padre está presente, pero la madre no, o viceversa. Las personas están bajo atención médica. Otros miembros de la familia pueden estar en situación legal”, dijo el ex funcionario. “Hay muchas cosas que considerar en una situación como esta”.

    Además, también hubo discusiones sobre la separación familiar y si esta operación cumpliría con las órdenes judiciales actuales, así como con la orden ejecutiva del presidente para poner fin a la separación familiar.

     

    Trump dobló la apuesta con respecto al combate de la inmigración ilegal

    El tuit de Trump sobre una operación masiva se produjo la víspera de su mitin de reelección.El presidente había hecho de la inmigración ilegal una piedra angular de su campaña de 2016 y parecía estar volviendo a ese mensaje horas antes de subir al escenario en Orlando.

    Pero las deportaciones masivas que advirtió anteriormente no se han materializado y los números de deportación se han quedado atrás respecto a los observados durante la presidencia de Obama.

    Según los datos de ICE, las deportaciones aumentaron alrededor del 13% entre el año fiscal 2017 y el año fiscal 2018, cuando se deportaron 256.085 personas. Eso sigue siendo significativamente menor que el número de personas deportadas durante el año fiscal 2012, cuando el gobierno de Obama deportó a más de 400.000 personas.

    Las limitaciones de personal y las restricciones presupuestarias generalmente limitan la cantidad de personas que EE. UU. puede detener y deportar, y la rapidez con la que se produce el proceso. Deportar a millones de personas costaría mucho más de lo que permite el presupuesto actual de Inmigración y Control de Aduanas, y requerirá una gran cantidad de recursos.

    El gobierno sostiene que el cumplimiento interior disuadirá a los migrantes de viajar a la frontera sur. La oleada de migrantes que cruzan ilegalmente la frontera en los últimos meses ha superado al DHS. Solo en mayo, cerca de 133.000 migrantes fueron arrestados por cruzar ilegalmente la frontera, según los datos de Aduanas y Protección Fronteriza, incluidos más de 11.000 niños no acompañados. Muchos de ellos se entregan a la Patrulla Fronteriza.

    En una solicitud de presupuesto de emergencia realizada el mes pasado, la Casa Blanca está buscando 4.500 millones de dólares más del Congreso “para abordar la crisis humanitaria y de seguridad inmediata en la frontera sur de Estados Unidos”, incluidos 33,7 millones de dólares más para financiar el transporte y expulsión de ICE, y más de 340 millones de dólares para financiar miles de camas más en centros de detención para inmigrantes.

    Pero esa solicitud aún se está abriendo camino en el Congreso, y es probable que enfrente un rechazo, particularmente de los demócratas de la Cámara de Representantes que han señalado repetidamente sus preocupaciones sobre el enfoque del gobierno de Trump en la aplicación de la ley de inmigración.

    Catherine Shoichet de CNN contribuyó a este informe.

     

  • Nueva York aprueba ley para otorgar licencias de conducir a inmigrantes indocumentados

    El gobernador Cuomo firmó la ley unas horas después de ser aprobada por el Senado. Ahora, tardará 180 días en entrar en vigor y las primeras licencias estarán disponibles en diciembre.

    UNIVISION

     

    17 de junio del 2019- A solo unas horas de ser aprobada por el Senado estatal, el gobernador Andrew Cuomo firmó el lunes por la noche una ley que otorga licencias de conducir a los inmigrantes indocumentados.

    La llamada Ley Greenlight, auspiciada por el asambleísta Marcos Crespo y el senador Luis R. Sepúlveda, ya contaba con la aprobación de la Asamblea desde la semana pasada y esta noche también obtuvo la aprobación del Senado con 33 votos a favor.

    La acción de Cuomo se dio a pesar de comentarios que el mandatario hizo esta mañana de que no firmara la legislación hasta asegurarse de que no se compartirá la información de los solicitantes, con el gobierno federal.

    Cuomo pidió a la Procuradora General Barbara Underwood --la principal fiscal general del estado-- que revisara la medida por posibles problemas de seguridad. En una entrevista en la radio en la emisora WAMC, el mandatario dijo que temía que se se pudiese crear una base de datos que los federales utilizarían para localizar a personas indocumentadas".

    Sin embargo, la Fiscal General, Tish James, dijo en una declaración que el proyecto de ley es legalmente sólido.

    Bajo la nueva ley, una persona podrá comprobar su identidad usando documentos como un pasaporte extranjero, una tarjeta de identificación del consulado, un certificado de nacimiento y varios otros documentos.

    La ley tardará 180 días en entrar en vigor y las primeras licencias estarán disponibles en diciembre.

    Se espera que la ley benefice a unos 250,00 conductores indocumentados y que inyecte millones de dolares a la economía del estado.

  • Trump amenaza con deportar a "millones" de inmigrantes indocumentados a partir de la próxima semana

    "Serán expulsados tan pronto como lleguen", dijo el presidente en una publicación de Twitter en la que también celebró los esfuerzos de México por contener la inmigración centroamericana. Además, adelantó que Guatemala se alista a firmar un acuerdo de tercer país seguro.

    UNIVISION

     

    18 de junio del 2019- El presidente Donald Trump anunció la noche de este lunes a través de su cuenta de Twitter que la Agencia de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) comenzará a deportar a "millones" de inmigrantes indocumentados a partir de la próxima semana.

    "La próxima semana, ICE comenzará el proceso de remover a millones de extranjeros ilegales que ilícitamente han encontrado su camino hacia Estados Unidos. Serán expulsados tan pronto como entren", escribió Trump en Twitter.

    En un segundo mensaje, el mandatario estadounidense afirmó que Guatemala se prepara a firmar un acuerdo que lo convertiría en tercer país seguro, en el que los solicitantes de asilo puedan esperar una respuesta a sus requerimientos, tema que para el gobierno México aún se encuentra en debate.

    "México, utilizando sus leyes de inmigración de manera firme, esta haciendo muy buen trabajo para detener a las personas mucho antes de que lleguen a nuestra frontera sur. Guatemala se está preparando para firmar un acuerdo de tercer país seguro", escribió Trump en otro tuit.

    Hasta el momento, no ha quedado claro el significado de las declaraciones emitidas por Trump a través de la red social Twitter. ICE no ha anunciado operaciones sobresalientes para las próximas semanas y la Casa Blanca tampoco ha emitido un comunicado.

    Trump y Stephen Miller, su más radical asesor en materia de inmigración, han estado presionando a los oficiales de Seguridad Nacional para que arresten y expulsen a miles de familiares cuyas órdenes de deportación fueron aceleradas por el Departamento de Justicia este año, indica un reporte del diario The Washington Post.

    El anuncio de Trump tiene lugar en un momento en el que México vive una crisis migratoria y para resolverla alcanzó un acuerdo con la Casa Blanca el pasado 7 de junio en el que el gobierno mexicano se comprometió a reducir en 45 días el flujo migratorio que atraviesa su territorio con destino a Estados Unidos; de lo contrario Washington anunció que tomaría otras medidas.

    Como parte del acuerdo, México anunció el despliegue de 6,000 elementos de la recién creada Guardia Nacional en su frontera sur para contener la afluencia de migrantes centroamericanos.

    El plan celebrado entre los países vecinos evitaría aranceles planificados del 5% sobre el total de las importaciones mexicanas.

    El reciente anuncio de Trump se produce después de que el Departamento de Estado informara que condicionará la entrega de ayuda para El Salvador, Honduras y Guatemala a que sus gobiernos adopten "acciones concretas" para reducir el número de inmigrantes que llegan a Estados Unidos.

    "No vamos a entregar nuevos fondos para programas de estos países hasta que estemos satisfechos con las acciones concretas tomadas por los gobiernos del Triángulo Norte para reducir el número de migrantes ilegales que vienen a la frontera con Estados Unidos", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus. citado por la agencia AFP.

     

  • Sigue la espera para los dreamers: Corte Suprema retrasa su decisión sobre DACA

    El máximo tribunal de justicia debe decidir si toma el caso para el próximo año y tiene de plazo previsiblemente hasta el próximo lunes. DACA, creado por Barack Obama en 2012, fue cancelado por Trump en septiembre de 2017, pero se mantiene vigente por orden de los tribunales de justicia que lo restablecieron casi en su totalidad, excepto para los dreamers que no se encontraban registrados.

    JORGE CANCINO

     

    17 de junio del 2019- Se pensaba que iba a ser este lunes, pero no. La Corte Suprema aún no ha decidido si analizará la legalidad de DACA en el próximo año y ahora previsiblemente tendrá hasta el lunes de la próxima semana para deliberar y anunciar su decisión sobre este programa que protege a cerca de 700,000 soñadores.

    "La información que tenemos es que la Corte Suprema no ha tomado aún una decisión respecto a incluir la revisión de DACA en el ejercicio 2020", dijo a Univision Noticias Juan Manuel Guzmán, director de polìticas de United We Dream (UWD). "Este jueves los magistrados volverán a revisar la petición y esperamos un anuncio el próximo lunes respecto a si tratarán el tema durante el período del próximo año", agrego."

    El pasado jueves la Corte Suprema de Justicia se reunía para determinar si analizaba el próximo año la legalidad del programa llamado Ación Diferida de 2012 (DACA) y que ampara de la deportación a unos 700,000 jóvenes indocumentados que entraron al país antes de cumplir 16 años y se les conoce como dreamers.

    Activado por el entonces presidente Barack Obama, el programa, que además otorga una autorización de empleo (EAD), fue cancelado el 5 de septiembre de 2017 por orden del presidente Donald Trump en cumplimiento de una promesa de campaña.

    Pero en enero de 2017 una corte de California revirtió la decisión del mandatario y ordenó al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) restituir el beneficio en los mismos términos que se encontraba antes de ser caducado, excepto para jóvenes que antes no se habían inscrito.

    Entre los meses de febrero y abril del año pasado otros dos tribunales, uno de Brooklyn y otro de Washington DC, también fallaron a favor de DACA propinándole un duro golpe a la política migratoria de ‘tolerancia cero’ del mandatario.

     

    La contrademanda

    En respuesta a los fallos favorables, Texas y otros 9 estados gobernados por republicanos demandaron al programa en una corte federal de Houston.

    Contrario a lo esperado por los demandantes, en agosto la corte presidida por el juez Andrew S. Hanen determinó que los detractores no pudieron demostrar que la continuación del programa causaría un daño irreparable y argumentó que se haría más daño a los beneficiarios de DACA si perdieran el beneficio.

    El dictamen, además, fijó un plazo de 21 días para que los demandantes activen cualquier proceso de apelación al señalar que DACA es “probablemente ilegal”, pero los estados desistieron de este derecho.

    En febrero de 2015 Hanen detuvo la entrada en vigor de un beneficio similar aprobado por Obama que amparaba de la deportación a unos 5 millones de indocumentados padres de residentes legales permanentes y ciudadanos bajo un programa denominado DAPA.

     

    La apelación de Trump

    En noviembre el Departamento de Justicia le pidió a la Corte Suprema que se ocupe del caso para que el gobierno elimine gradualmente el programa.

    Los abogados del Departamento de Justicia intentaron, con este paso, eludir los tribunales de apelación federales que aún no se han pronunciado definitivamente sobre el futuro de DACA.

    Dos meses más tarde, en enero de este año, el máximo tribunal de justicia anunció que se mantendrá al margen del debate jurídico hasta que los tribunales inferiores actúen.

    Tres meses después, en mayo, un panel de tres jueces de la Corte de Apelaciones del 9º Circuito dictaminó que el gobierno de Trump actuó de manera “arbitraria y caprichosa” al tratar de cancelar el programa.

    Los magistrados, en una decisión de 3-2, señalaron que el gobierno violó la ley federal al tratar de poner fin al programa sin explicar debidamente por qué.

     

    Doble derrota

    La decisión de la Corte de Apelaciones del 9º Circuito anuló un dictamen de un tribunal menor en Maryland del año pasado, que Trump había elogiado en Twitter.

    La corte de Maryland consideró legal la decisión tomada en septiembre de 2017 por el presidente Donald Trump de acabar con la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia. Sin embargo, el fallo no afectó la reactivación del programa ni la renovación de permisos de trabajo para sus beneficiarios, pues el caso permanece en litigio en una corte superior.

    El juez Roger W. Titus explicó en su decisión, de 30 páginas, que Trump tenía la autoridad para acabar con el programa y que el Congreso de Estados Unidos es el único que puede hacer cambios en las leyes de inmigración.

    Agotadas las instancias judiciales, el gobierno acudió nuevamente a la Corte Suprema para que revise el programa. La decisión de incluirlo en la lista de debates del 2020 se tomará este jueves.

     

    Proyecto de ley

    A comienzos de este mes los demócratas de la Cámara de Representantes, liderados por la congresista Nancy Pelosi (California), aprobaron por 237 votos a favor y 187 en contra, el proyecto de Ley de Sueños y Promesas 2019, que daría estatus legal de permanencia a miles de dreamers y otros miles de indocumentados protegidos por un Estatus de Protección Temporal (TPS).

    La iniciativa de ley incluye un camino hacia la regularización migratoria de más de 2 millones de dreamers y unos 450,000 beneficiarios del TPS y DED, quienes primero recibirían una residencia condicionada y al cabo de un tiempo calificarían para levantar las restricciones y convertirse en residentes legales permanentes.

    Cinco años después de obtenida la green card o tarjeta verde, el beneficiario será elegible para solicitar la naturalización y convertirse en ciudadano estadounidense.

    La Casa Blanca ha advertido que vetará el proyecto de ley si no incluye las exigencias del mandatario sobre seguridad fronteriza, la construcción del muro en la frontera con México y el freno a la inmigración indocumentada, entre otros.

    Para ser aprobado el plan en el Senado se requieren 60 votos y los demócratas solo cuentan con 45. Los republicanos no han confirmado si respaldarán la iniciativa.

     

  • La USCIS exigirá reembolsos totales a los patrocinadores si los inmigrantes reciben beneficios públicos

    Cada dólar deberá ser devuelto. Esta es la primera instrucción del nuevo director de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración, Ken Cuccinelli, quien destacó que ahora los agentes deberán recordarle a los inmigrantes que si llegan a recibir algún beneficio público, sus patrocinadores deberán devolver el monto total recibido.

    JORGE CANCINO

     

    15 de junio del 2019- El nuevo director interino de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS), Ken Cuccinelli, ordenó a los empleados de la agencia que recuerden en cada trámite que los patrocinadores deberán “reembolsar a la agencia por cada dólar de beneficios que reciban los inmigrantes”.

    Ken Cuccinelli, un duro en inmigración que asumió esta semana el control de la agencia en reemplazo de Lee Francis Cissna, recordó en un comunicado que el pasado 23 de mayo el presidente Donald Trump “emitió un Memorando Presidencial sobre el cumplimiento de las responsabilidades legales de los patrocinadores de extranjeros”.

    “El memo indica a las agencias federales relevantes que actualicen o emitan procedimientos, guías y regulaciones para hacer cumplir la ley vigente y garantizar que los inmigrantes no elegibles no reciban beneficios federales”, indicó.

     

    Tolerancia cero

    Cuccinelli agregó que la orden de Trump también destaca “el compromiso del gobierno para hacer cumplir las leyes de inmigración existentes y proteger al contribuyente estadounidense”.

    “Como parte de la implementación de este memorando por parte de USCIS, ahora se requerirá que los agentes le recuerden a las personas en las entrevistas durante sus procesos de ajuste de estado migratorio de las responsabilidades de sus patrocinadores según las leyes y regulaciones existentes”, precisó.

    La instrucción dictada por Cuccinelli, la primera desde que asumió el cargo el lunes tras la salida de Cissna, quien fue despedido por Trump, destaca que los agentes de la USCIS deberán recordarle a los solicitantes de un beneficio migratorio y a los patrocinadores, “que la declaración jurada de respaldo es un contrato legal y ejecutable entre el patrocinador y el gobierno federal”.

    “El patrocinador debe estar dispuesto y ser capaz de respaldar financieramente al inmigrante que se propone según lo estipulado por la ley y los reglamentos. Si el inmigrante patrocinado recibe algún beneficio público federal, se espera que el patrocinador le reembolse a la agencia que otorga los beneficios cada dólar recibido por el inmigrante”, escribió Cuccillenni.

     

    La orden de Trump

    El memorando del 23 de mayo es parte de la política migratoria de tolerancia cero implementada por Trump desde su llegada a la Casa Blanca el 20 de enero de 2017.

    La proclama ordena que quienes patrocinen a inmigrantes reembolsen al gobierno si estos usan fondos públicos.

    La ley actual señala que "el patrocinador, sea un residente legal permanente o un ciudadano, que respalda una solicitud de residencia de un extranjero, es responsable durante 10 años o hasta que el extranjero se convierta en ciudadano de los gastos que este incurra por uso de ciertos beneficios públicos", explica el abogado Alex Gálvez.

    La orden establece que las agencias del gobierno aplicarán completamente las restricciones establecidas por la ley actual sobre el uso de programas de asistencia social en base a los ingresos por parte de no ciudadanos.

    Trump exigió a las agencias que regulan beneficios de asistencia, entre ellos el servicio de inmigración y el Departamento de Salud y Recursos Humanos (HHS), que elaboren y emitan recomendaciones y orientaciones “para garantizar que los pagos de bienestar basados en los ingresos se recuperen del patrocinador”.

    “Hasta ahora no existía un protocolo claro para identificar a los patrocinadores y determinar los montos de las deudas a cobrar”, dice Ezequiel Hernández, un abogado de inmigración que ejerce en Phoenix, Arizona, que colabora frecuentemente con la redacción de Univision Noticias.

     

    Cambios por venir

    El director de la USCIS también dijo que “durante los próximos meses las agencias federales desarrollarán e implementarán orientación sobre el memorando presidencial para asegurarse de que las agencias cumplan con estos requisitos”.

    Trump fijó un plazo de 90 días para que las agencias encargadas de otorgar beneficios públicos que utilizan inmigrantes elaboren y entreguen recomendaciones y emitan orientaciones.

    “En la USCIS haremos nuestra parte y estamos trabajando activamente para implementar la directiva del presidente con nuestros socios federales, incluso mediante la actualización de políticas y regulaciones”, dijo Cuccinelli.

    El funcionario agregó que “continuamos avanzando en la directiva del presidente para hacer cumplir la acusación pública de inadmisibilidad, que busca garantizar que los inmigrantes sean autosuficientes y dependan de sus propias capacidades y los recursos de sus familias, sus patrocinadores y organizaciones privadas en lugar de recursos públicos”.

    “El presidente ha dado prioridad a garantizar que cada individuo que busca venir a Estados Unidos sea autosuficiente, temporal o permanentemente. El principio de autosuficiencia ha sido consagrado en nuestras leyes de inmigración desde el siglo XIX, y nosotros, como agencia, debemos asegurarnos de que los inmigrantes que se convierten en parte de este gran país cumplan con este principio”, puntualizó.

    Cuccinelli es un abierto defensor de la política migratoria de Trump que busca establecer una reforma basada en un fuerte componente de seguridad, incluido la construcción de un muro en la frontera con México, poner fin a la inmigración indocumentada y establecer una inmigración legal basada en méritos, entre otros.

    El nuevo director interino de la USCIS, además, ha respaldado iniciativas de ley para negar la ciudadanía automática por nacimiento a los hijos de inmigrantes indocumentados.

     

  • En busca de migrantes: cómo la presión de EEUU activó antes de tiempo a la nueva Guardia Nacional de México

    La orden que tienen los agentes, junto con Policías Federal y agentes del Instituto Nacional de Migración, es detener a toda persona que no cuente con documentación que acredite su estancia legal en México.

    UNIVISION

     

    CIUDAD DE MÉXICO. 17 de junio del 2019- Desde el sábado por la noche, militares con distintivos de la Guardia Nacional vigilan varios puntos, caminos y veredas de la sierra del estado de Chiapas donde regularmente pasan, a ciertas horas del día, vehículos de carga y autobuses con migrantes centroamericanos a bordo.

    La orden que tienen los agentes, junto con Policías Federal y agentes del Instituto Nacional de Migración, es detener a toda persona que no cuente con documentación que acredite su estancia legal en México y en esa labor revisan vehículos de transporte público y privado.

    La agencia de noticias The Associated Press presenció a alrededor de 10 soldados armados en un puesto de revisión cerca de Ciudad Cuauhtémoc en el estado de Chiapas. Los efectivos portaban brazaletes negros que los identificaban como miembros de la Guardia Nacional. El personal castrense detuvo vehículos para que los agentes de migración revisaran identificaciones y retiraran a los pasajeros que no portaran documentos.

    En otro retén, apenas al norte de Comitán, también en el estado de Chiapas, más de una decena de supuestos miembros de la Guardia Nacional patrullaban caminos rurales, ocultos entre la lluvia y la oscuridad, en busca de migrantes y traficantes de personas.

    Según lo que han declarado las autoridades, los migrantes son llevados a las estaciones migratorias para ser asistidos y saber si, en algunos casos, cuentan con documentación para entrar al país.

    De acuerdo con la agencia de noticias EFE y medios mexicanos, los operativos y las revisiones ocurren principalmente en comunidades fronterizas como Carmen Xhán, El Jocote , Frontera Comalapa, Motozintla y La Trinitaria, las cuales corresponden a los municipios de Comitán-Margaritas.

    En tanto, la Policía Naval inició la vigilancia de los márgenes del río Suchiate y también hizo presencia en calles y parques de la ciudad de Tapachula. En días anteriores se podía ver a migrantes siendo transportados en balsas al otro lado del río sin que las autoridades mexicanas intervinieran.

    Además de vigilar las rutas que siguen los migrantes, los agentes vigilan el paso de traficantes con mercancía ilegal.

    El domingo a las afueras de Comitán, varios soldados y policías que se identificaron como miembros de la Guardia Nacional estuvieron a cargo de los retenes.

    En uno de ellos, el agente migratorio José Ángel Ramírez acogió la ayuda de la Guardia Nacional.

    “Nosotros no tenemos como detener a tantos y los traficantes pasan por todos lados”, dijo Ramírez a la agencia AP, quien era el único agente en turno en este punto de revisión.

    El sábado, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana informó que agentes de laGuardia Nacional, Policía Federal y el Instituto Nacional de Migración, detuvieron en Veracruz cuatro tráileres en los que viajaban 791 migrantes centroamericanos que viajaban en condiciones de hacinamiento y sin documentos.

    Los agentes detuvieron a los cuatro tráileres sobre la autopista La Tinaja-Cosoleacaque, en el sur del estado de Veracruz.

    Los migrantes habitualmente son transportados por México en atestados camiones de carga, y algunas veces bajo condiciones extremas, sin alimento o agua ni aire suficiente para respirar.Un video difundido por el gobierno muestra a los agentes mientras rompen el candado de la puerta de uno de los remolques para liberar a los migrantes.

    La dependencia describió las detenciones y arrestos en Veracruz como parte de la estrategia implementada por el nuevo comisionado, Francisco Garduño. El exdirector de prisiones asumió el cargo el viernes, que asumió de un sociólogo y un académico.

    Desde hace tiempo, los soldados mexicanos tienen autorización para inspeccionar vehículos en busca de drogas o armas, explicó uno de los elementos de la Guardia Nacional, sin embargo, ahora pueden detener a los conductores o a quien se sospeche de colaborar con el traslado de inmigrantes por territorio mexicano.

     


    Los residentes de Comitán señalan que a menudo los camiones eluden los retenes por la noche.“Nosotros no podemos saber que llevan dentro”, dijo el agente migratorio Julio Velasco. Las autoridades mexicanas han instalado barricadas adicionales en los últimos días para abarcar mayor territorio.

    La Guardia Nacional -un nuevo cuerpo de seguridad formado por policías federales, militares y marinos- entrará oficialmente en funciones en México el 30 de junio, pero debido al choque diplomático con Estados Unidos y su amenaza de imposición de aranceles, México tuvo que acelerar su presencia en la frontera sur del país donde despliega a unos 6,000 agentes.

  • “Me ha hecho llorar a mares”: una madre y su hijo se reencuentran 30 años después de perder contacto

    Esta madre no veía a su hijo desde que le dijo adiós en El Salvador en noviembre de 1989. Unos meses después de que él llegó a Los Ángeles le perdió el rastro y con el tiempo se resignó creyendo que ya había muerto. Su consulado lo reunió con sus hermanos el 8 de mayo y este viernes, la madre viajó a esta ciudad para volver a ver a su hijo.

    ISAIAS ALVARADO

     

    CAMARILLO, California. 14 de junio del 2019– Olga Escalante, de 77 años, se bajó lentamente de un vehículo, se secó las lágrimas con un pañuelo y caminó hacia el hijo que daba por muerto. Durante 30 años no supo dónde estaba y varias veces pensó que quizás su final había sido la fría morgue de Los Ángeles. “Tanto tiempo, Wilfredo”, exclamó ella entre sollozos mientras ambos se fundían en un abrazo este viernes en Camarillo, en el sur de California.

    “Me ha hecho llorar a mares”, expresó Escalante, quien este viernes viajó a Los Ángeles para confirmar que finalmente había localizado al mayor de sus hijos, Wilfredo Vides. Lo volvió a estrechar entre sus brazos después de aquella despedida en 1989, cuando él emigró a California. “Ese abrazo nunca se me olvidó. Todos los años me acordaba de él”, contó ella.

    A Wilfredo, de 50 años, le perdieron la pista unos meses después de que viajó a Estados Unidos hace tres décadas, huyendo de la guerra civil en su natal El Salvador.

    “Yo no sabía cómo hallarlos. Yo preguntaba a toda la gente: ¿dónde están?”, expresó con lágrimas Wilfredo, aún emocionado por el encuentro con su madre. “Me siento contento, feliz, con menos peso en el cuerpo. Porque me sentía muy mal, porque cada Día de las Madres lloraba yo”.

    Wilfredo se reencontró primero con sus hermanos el 8 de mayo en su casa en la ciudad de Camarillo. Ese día tuvieron que conformarse con una videollamada que le hicieron a su madre. Para traerla, esta familia hizo una colecta entre sus familiares y conocidos, incluyendo empleados de Univision 34.

    Hace un mes, Escalante no daba crédito cuando volvió a ver a su hijo en la pantalla de un celular.

    Este viernes, apenas se apartó de su hijo le pidió que le enseñara el dedo que le aplastó una piedra cuando era niño. “Él es, él es”, dijo ella en tono de broma apenas vio la profunda cicatriz. “Lo dudaba yo, decía: ‘hasta que mire el dedo voy a creer que es cierto’”. Wilfredo dejó de llorar y soltó una carcajada.

    ¿Por qué no supieron nada de Wilfredo por tanto tiempo? El inmigrante relata que recién llegado a Los Ángeles envió un par de cartas a su madre, pero pocos meses después perdió la comunicación con ella. No sabía que sus familiares se mudaron a otro lugar que les vendieron en El Salvador y dejaron de recibir su correspondencia. Mientras que él, por su situación migratoria, jamás regresó a su país.

    Se distanció aún más cuando él cambió de domicilio y de número telefónico. Todo empeoró porque cayó en el vicio del alcohol. Además, es analfabeta y no sabe nada sobre tecnología. Sus hermanos lo trataron de localizar en Facebook, pero no tiene una cuenta en esa red social.

    La señora Olga asegura que cuando anteriormente vino a visitar a sus hijos, ella sentía ganas de llorar cada que pasaba por la ciudad de Camarillo. “Decía yo: ‘aquí está mi Wil’. Lloraba. Me preguntaban: ¿por qué lloras, mamá?’. No, por nada, les respondía”, relató ella.

     

    Así fue el primer reencuentro de los Vides

    Tenía 21 años aquel 23 de noviembre de 1989 cuando abandonó su país para que no lo reclutaran por la fuerza los militares o los guerrilleros. Su hermano Walter tenía 17 y su hermana Concepción 9. Él no sabía que desde hace más de 10 años ellos han vivido en el Valle de San Fernando, a unas 37 millas de distancia de Camarillo, donde tiene su hogar Wilfredo.

    De hecho, Walter trabajó durante cinco años a un par de millas de la residencia de su hermano. Pero jamás coincidieron en ningún lado. Paradójicamente, estando uno tan cerca del otro, Walter no dejaba de buscarlo en las redes sociales y una vez llamó a un programa de radio pidiendo ayuda al público.

    Wilfredo, por su parte, preguntaba una y otra vez en el Consulado de El Salvador en Los Ángeles si podían hacer algo para localizar a sus seres queridos. “Ya pasó mucho tiempo”, le decían en la sede diplomática. Pero jamás se conformó con esa respuesta y siguió intentando.

    El pasado 6 de mayo tramitaba una identificación en el consulado y volvió a pedir que le ayudaran. Esa vez lo atendió un funcionario que aceptó entrar a la base de datos del gobierno y encontró información de sus familiares en Los Ángeles. De inmediato les llamó. Así se logró este reencuentro.

    “Este es el fruto de nuestro trabajo”, expresó el cónsul salvadoreño Alejandro Letona, quien fue clave para el encuentro de los Vides. “Qué alegría que esta familia está unida después de 30 años”, agregó este viernes, luego de presenciar el abrazo de Wilfredo y su madre.

    Unas horas después de aquella llamada desde el Consulado se vieron Wilfredo y Walter en Camarillo. Dos días después, el 8 de mayo, Concepción abrazó y besó a su hermano con el rostro empapado de lágrimas. Se tomaron varias fotos para documentar la reunión, como si temieran volverse a separar otra vez.

    Este viernes, los cuatro posaron juntos por primera vez frente a una cámara: cuando vivían en El Salvador solo tenían un par de fotos individuales. “Estoy feliz, mi madre tenía una agonía de no ver a su hijo. Gracias a Dios ya estamos los cuatro juntos de nuevo”, dijo Concepción.

    Curiosamente, los Vides se volvieron a ver en la víspera de los festejos del Día de la Madre. La visita de su madre ocurre poco antes del Día del Padre. Este fin de semana les sobrarán motivos para celebrar.

    “Quiero pasear, llévenme al bufet”, pidió la señora Olga con una gran sonrisa.

    * En la realización de esta nota colaboró Norma Roque, reportera de Univision 34.

  • “Me ha hecho llorar a mares”: una madre y su hijo se reencuentran 30 años después de perder contacto

    Esta madre no veía a su hijo desde que le dijo adiós en El Salvador en noviembre de 1989. Unos meses después de que él llegó a Los Ángeles le perdió el rastro y con el tiempo se resignó creyendo que ya había muerto. Su consulado lo reunió con sus hermanos el 8 de mayo y este viernes, la madre viajó a esta ciudad para volver a ver a su hijo.

    ISAIAS ALVARADO

     

    CAMARILLO, California. 14 de junio del 2019– Olga Escalante, de 77 años, se bajó lentamente de un vehículo, se secó las lágrimas con un pañuelo y caminó hacia el hijo que daba por muerto. Durante 30 años no supo dónde estaba y varias veces pensó que quizás su final había sido la fría morgue de Los Ángeles. “Tanto tiempo, Wilfredo”, exclamó ella entre sollozos mientras ambos se fundían en un abrazo este viernes en Camarillo, en el sur de California.

    “Me ha hecho llorar a mares”, expresó Escalante, quien este viernes viajó a Los Ángeles para confirmar que finalmente había localizado al mayor de sus hijos, Wilfredo Vides. Lo volvió a estrechar entre sus brazos después de aquella despedida en 1989, cuando él emigró a California. “Ese abrazo nunca se me olvidó. Todos los años me acordaba de él”, contó ella.

    A Wilfredo, de 50 años, le perdieron la pista unos meses después de que viajó a Estados Unidos hace tres décadas, huyendo de la guerra civil en su natal El Salvador.

    “Yo no sabía cómo hallarlos. Yo preguntaba a toda la gente: ¿dónde están?”, expresó con lágrimas Wilfredo, aún emocionado por el encuentro con su madre. “Me siento contento, feliz, con menos peso en el cuerpo. Porque me sentía muy mal, porque cada Día de las Madres lloraba yo”.

    Wilfredo se reencontró primero con sus hermanos el 8 de mayo en su casa en la ciudad de Camarillo. Ese día tuvieron que conformarse con una videollamada que le hicieron a su madre. Para traerla, esta familia hizo una colecta entre sus familiares y conocidos, incluyendo empleados de Univision 34.

    Hace un mes, Escalante no daba crédito cuando volvió a ver a su hijo en la pantalla de un celular.

    Este viernes, apenas se apartó de su hijo le pidió que le enseñara el dedo que le aplastó una piedra cuando era niño. “Él es, él es”, dijo ella en tono de broma apenas vio la profunda cicatriz. “Lo dudaba yo, decía: ‘hasta que mire el dedo voy a creer que es cierto’”. Wilfredo dejó de llorar y soltó una carcajada.

    ¿Por qué no supieron nada de Wilfredo por tanto tiempo? El inmigrante relata que recién llegado a Los Ángeles envió un par de cartas a su madre, pero pocos meses después perdió la comunicación con ella. No sabía que sus familiares se mudaron a otro lugar que les vendieron en El Salvador y dejaron de recibir su correspondencia. Mientras que él, por su situación migratoria, jamás regresó a su país.

    Se distanció aún más cuando él cambió de domicilio y de número telefónico. Todo empeoró porque cayó en el vicio del alcohol. Además, es analfabeta y no sabe nada sobre tecnología. Sus hermanos lo trataron de localizar en Facebook, pero no tiene una cuenta en esa red social.

    La señora Olga asegura que cuando anteriormente vino a visitar a sus hijos, ella sentía ganas de llorar cada que pasaba por la ciudad de Camarillo. “Decía yo: ‘aquí está mi Wil’. Lloraba. Me preguntaban: ¿por qué lloras, mamá?’. No, por nada, les respondía”, relató ella.

     

    Así fue el primer reencuentro de los Vides

    Tenía 21 años aquel 23 de noviembre de 1989 cuando abandonó su país para que no lo reclutaran por la fuerza los militares o los guerrilleros. Su hermano Walter tenía 17 y su hermana Concepción 9. Él no sabía que desde hace más de 10 años ellos han vivido en el Valle de San Fernando, a unas 37 millas de distancia de Camarillo, donde tiene su hogar Wilfredo.

    De hecho, Walter trabajó durante cinco años a un par de millas de la residencia de su hermano. Pero jamás coincidieron en ningún lado. Paradójicamente, estando uno tan cerca del otro, Walter no dejaba de buscarlo en las redes sociales y una vez llamó a un programa de radio pidiendo ayuda al público.

    Wilfredo, por su parte, preguntaba una y otra vez en el Consulado de El Salvador en Los Ángeles si podían hacer algo para localizar a sus seres queridos. “Ya pasó mucho tiempo”, le decían en la sede diplomática. Pero jamás se conformó con esa respuesta y siguió intentando.

    El pasado 6 de mayo tramitaba una identificación en el consulado y volvió a pedir que le ayudaran. Esa vez lo atendió un funcionario que aceptó entrar a la base de datos del gobierno y encontró información de sus familiares en Los Ángeles. De inmediato les llamó. Así se logró este reencuentro.

    “Este es el fruto de nuestro trabajo”, expresó el cónsul salvadoreño Alejandro Letona, quien fue clave para el encuentro de los Vides. “Qué alegría que esta familia está unida después de 30 años”, agregó este viernes, luego de presenciar el abrazo de Wilfredo y su madre.

    Unas horas después de aquella llamada desde el Consulado se vieron Wilfredo y Walter en Camarillo. Dos días después, el 8 de mayo, Concepción abrazó y besó a su hermano con el rostro empapado de lágrimas. Se tomaron varias fotos para documentar la reunión, como si temieran volverse a separar otra vez.

    Este viernes, los cuatro posaron juntos por primera vez frente a una cámara: cuando vivían en El Salvador solo tenían un par de fotos individuales. “Estoy feliz, mi madre tenía una agonía de no ver a su hijo. Gracias a Dios ya estamos los cuatro juntos de nuevo”, dijo Concepción.

    Curiosamente, los Vides se volvieron a ver en la víspera de los festejos del Día de la Madre. La visita de su madre ocurre poco antes del Día del Padre. Este fin de semana les sobrarán motivos para celebrar.

    “Quiero pasear, llévenme al bufet”, pidió la señora Olga con una gran sonrisa.

    * En la realización de esta nota colaboró Norma Roque, reportera de Univision 34.

Boletín

Regístrate para recibir nuestras más recientes noticias y promociones en tu correo electrónico gratis

Últimas noticias

Clima

Visitante / Visitor 31874

Kubik-Rubik Joomla! Extensions